Economistas y empresarios abogan por reformas para mejorar competitividad y clima de negocios


Empresarios coinciden en que el clima para invertir en República Dominicana es favorable con una perspectiva muy positiva, sobre todo cuando se compara con países de la región y otras partes del mundo. Sin embargo, economistas entienden que las autoridades deben abocarse a realizar varias reformas para favorecer las inversiones extranjeras en el país.

“El gobierno actual hasta ahora ha hecho un gran esfuerzo en impulsar el crecimiento económico y fortalecer el clima de confianza. Asimismo, ha dado pasos importantes en cuanto a la lucha contra la corrupción y la impunidad y debe seguir avanzando con firmeza en esa dirección, y llevar a cabo las reformas institucionales que están pendientes”, apuntó Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

Señaló que el Ministerio Público y poder Judicial tienen un reto fundamental en la lucha contra la corrupción y la impunidad en el sentido que los casos sean bien instrumentados y procesados con apego al debido proceso y fallados de acuerdo a la ley.

Por otra parte, indicó que el país ha mostrado un crecimiento económico sostenido por más de 15 años previo a la pandemia y asegura que ya hay evidencia de que este año ese crecimiento se recuperará.

También, explicó que la República Dominicana ha sido uno de los países que mejor manejo ha dado a la crisis de salud según lo demuestran las cifras y, en términos de vacunación, uno de los más avanzados del mundo con ya más del 40 % de la población vacunada con dos dosis.

Sin embargo, el economista Rafael Espinal, coordinador de la carrera de economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), se mostró totalmente de acuerdo con el informe publicado este lunes por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que indica que el clima de inversión en los próximos años dependerá en gran medida de si el nuevo Gobierno decide implementar las reformas necesarias para promover la competitividad y la transparencia, frenar la expansión de la deuda pública y llevar a los funcionarios públicos corruptos ante la justicia.

“El país ha estado creciendo en los últimos 15 años, hasta 2020, de manera sostenida, pero no ha hecho las reformas económicas para mejorar el gasto público, aumentar la recaudación con una mejor administración tributaria que castigue la evasión del impuesto sobre la renta y del ITBIS”, indicó el académico.

Apuntó que se debe hacer la reforma que permita un sistema fiscal progresivo que se nutra de impuestos a la riqueza y los ingresos, y no penalice al consumo y la clase media.

El economista indicó a Diario libre que también se debe reformar el sistema eléctrico dominicano y fortalecer las instituciones con una justicia independiente y el apego a las normas de contrataciones públicas. Además, castigar la corrupción y crear políticas públicas que eviten el monopolio de sectores industriales y de servicios que obtienen ganancias extraordinarias por crear barreras de entrada a la competencia y capturar a su favor las decisiones políticas, en perjuicio de los consumidores.

De su lado, el economista Guillermo Caram aseguró que se necesitan un conjunto de reformas en los renglones eléctrico, combustibles, mejorar la calidad del gasto y simplificar el sistema tributario.

“Así tendremos una economía mucho más esperanzadora para todos los dominicanos”, indicó.

Agregó que en la República Dominicana hay un gasto público concentrado en burocracia, subsidio y en intereses de la deuda, lo que considera que no es buena señal para fortalecer el sistema productivo y la competitividad del país.

Para el presidente de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Jorge Montalvo, el gobierno dominicano se ha mostrado comprometido para que continúe el flujo de inversiones en el país.

“En materia de competitividad, el tema que ellos (gobierno) tienen de burocracia cero, que hay que seguir dando los pasos para que eso sea una realidad, va encaminado en esa dirección”, apuntó.

Sobre el tema corrupción, Montalvo indica que el gobierno le está dando curso a los expedientes de corrupción y haciendo algunas reformas que van acorde con lo señalado en el informe publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El economista Antonio Ciriaco, vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), indicó que el informe señala una serie de reclamos que se vienen haciendo desde hace muchos años por organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial y el propio FMI.

Explicó a Diario Libre que esos organismos le han solicitado no solo a las actuales autoridades, sino a pasados gobiernos, sobre reformas importantes que hay que hacer en los ámbitos económicos como reformas fiscales, reformas en los mercados donde hay monopolios, entre otras.

“Reformas institucionales profundas que toquen el manejo de las finanzas públicas, que toquen también el aspecto de la justicia dominicana para que todo esto mejore el clima de inversión en la República Dominicana”, explicó.

Dijo que el país necesita generar reformas importantes económicas e institucionales que hagan de la República Dominicana un país mucho más competitivo y cohesionado socialmente para favorecer el clima de inversión e incrementar de manera importante la inversión extranjera.

“La República Dominicana tiene la capacidad de una vez realice reformas profundas, puede recibir más de US$10,000 o US$15,000 millones (en inversión extrajera) en los próximos años. Es necesario hacer esas reformas más allá del informe de estado”, apuntó.

Otros planteamientos de la AIRD

Celso Juan Marranzini, en cuanto al sector eléctrico, indicó que la firma del Pacto Eléctrico ha sido un paso positivo y su implementación de forma implacable es necesaria hoy más que nunca para eliminar el déficit que presiona el presupuesto del Estado y para atraer más inversiones hacia ese sector.

A su juicio, otro sector que debe ser visto de forma más estratégica para el país es el sector minero, ya que es posible atraer más inversiones de minería sostenible que generen empleos y recaudaciones para las inversiones que necesita hacer el estado y para el bien social.

“El Gobierno también ha anunciado que hará reducciones sustanciales de las trabas administrativas y burocracias, lo cual también entendemos es urgente y una vez logrado fortalecerá aún más la competitividad, la transparencia y el clima de negocios”, argumentó.

En materia de Educación, Marranzini consideró que se debe avanzar más y dar el giro necesario para elevar la calidad de los maestros y estudiantes de una vez por todas y fomentar una cultura de innovación para aumentar la productividad y competitividad necesarias y claves para la atracción de inversiones.



Fuente