Wimbledon 2021: Ane Mintegi hace historia: remonta a Schunk y gana el júnior de Wimbledon


Actualizado

Ane Mintegi ha demostrado en este Wimbledon que tiene un gran futuro. La guipuzcoana, de 17 años, se marchó este domingo de la pista 1 del All England Club, la segunda en importancia, con la cabeza bien alta, las gafas con las que habitualmente juega y como campeona del cuadro cuadro júnior.

Remontó a Nastasja Mariana Schunk con un tanteo de 2-6, 6-4 y 6-1. El tenis femenino español ya sabe lo que es ganar en el sub’18 después de que lo lograran antes en chicos Manolo Orantes (1967) y Alejhandro Davidovich (2017).

Magüi Serna lo había intentado por última vez en 1996 y cayó ante Amelie Mauresmo. Luego la francesa llegó a lo más alto del deporte de la raqueta.

Se desconoce hasta dónde le alcanzará a Mintegi, pero tiene tenis y actitud ganadora para ser lo que quiera. Ane perdió el primer juego de la final al saque con una doble falta y después de haber parado una jugada al considerar que una bola se había marchado larga. Se equivocó.

Schunk había llegado al último domingo sin hacer ruido, como la otra finalista. Sin necesidad de ser cabezas de serie, las dos estaban luchando por el trofeo. El ranking a estas edades es lo de menos.

La teutona, que había eliminado ayer en las semifinales a Victoia Jiménez Kasintseva, la principal favorita, es una pegadora nata. Con la ventaja añadida sobre la hierba por ser zurda, se adelantó con un 2-0.

Ane, como es normal, estaba nerviosa. Sin embargo, pudo sacar adelante su segundo servicio y estrenar su casillero. Vicky Jiménez la animaba desde la grada porque son buenos amigas, no en vano jugaron juntas el dobles en el torneo británico.

Schunk siguió coleccionando tiros ganadores hasta anotarse el primer parcial. Cuando más cerca se vio del triunfo apareció la vasca, que se alió con el viento para firmar una remontada histórica a base de tenis y coraje.

A Mintegi le costó cerrar. Se le escaparon las dos primeras pelotas de título con 5-1 y servicio. A la quinta fue la vencida. Hay relevo en la ‘Armada’ femenina y entrena en el TEC de Sant Gervasi (Barcelona) a las órdenes de Juan Lizariturry y con el apoyo de Sergio Ferrer Salat, hijo de Carlos Ferrer Salat, el que fuera el presidente del Comité Olímpico Español, y hermano de Beatriz, olímpica en doma clásica.





Fuente