El adis de Federer, un suizo de Londres


La ciudad amaneci gris. El cielo londinense llor emocionado y convirti el clima en un paralelismo de la realidad de un histrico viernes 23 de septiembre. El da que Roger eligi para despedirse, su da ms especial -no s si el ms triste- y el ms duro para sus fans.

Desde Ginebra hasta Mxico pasando por Tokio, Buenos Aires o Madrid. Aficionados de todo el mundo quisieron acompaar a su dolo. Banderas suizas, la gorra conmemorativa de la marca de Federer, la camiseta de Laver Cup o unos vaqueros. Cada uno acudi a la cita como quiso, o como pudo. El nico nexo comn era la «morria», ese sentimiento de nostalgia que te lleva a recordar los buenos momentos y soar con que quiz vuelvan, a pesar de que muchas veces sabes que es imposible.

Todos queran despedirse. Lorenza recorri 9.000 kilmetros desde Mxico para intentar conseguir una entrada, pero no lo logr. Carlos, sin embargo, se gast casi 800 euros en la reventa. Incluso a quien escribe le ofrecieron un ticket por 1.500 euros a menos de media hora del inicio de la sesin de noche con el Murray – De Minaur.

No tuvo problemas para conseguir entrada el fan espaol nmero uno de Roger: David Broncano, que acudi al partido invitado por Rafa y anunci en MARCA que si algn da Federer va a La Resistencia «ser recibido como un emperador romano». Los que s tuvieron que tirar resistencia -y paciencia- fueron los aficionados que quisieron ver entrenar a sus dolos. Ms de una hora de cola para 30 segundos de peloteo en directo.

Ms all de la pista de entrenamiento, los alrededores del O2 Arena parecan un pequeo parque de atracciones. Food trucks, pequeas pistas de tenis, pantallas gigantes… El circo de Laver Cup como guarnicin para el tema principal: la despedida de uno de los mejores tenistas de la historia, el momento clave de un evento que l mismo impuls hace un lustro y que ha sido el elegido para ponerle el punto final a su carrera. En su segunda casa, Londres. La ciudad que, tal y como hemos podido comprobar, lo quiere, lo respeta y le vio ganar 8 Wimbledon.





Fuente