“Siempre salí a lanzar pensando en trabajar 9 entradas”

“Siempre salí a lanzar pensando en trabajar 9 entradas”


Juan Marichal es una especie extinguida en el béisbol de hoy y atribuye su consistencia a la preparación que hacía en la temporada muerta. Un lanzador que completó el 53% de los partidos que abrió (244 de 457), el Dandy no coincide con la idea de que el abridor esté obligado a evitar enfrentarse a una alineación por cuarta vez, como hacen los Rays.

Datos de 2015 mostraron que cuando un abridor enfrentó la alineación por primera vez le bateó .247 con OBP de .312 y slugging de .390. Esa línea subió .261/.319/.416 la segunda vez y se disparó a .270/.330/.440 la tercera.

“Te voy a decir la verdad, yo no creo. Lo primero que yo hacía, tenía mi librito y ahí detallaba la forma en cómo le iba a lanzar a cada bateador, no importaba si él bateara o no, yo iba a seguir ese programa que había hecho en mi librito. Si sacaba un bateador de out con un lanzamiento que yo veía que era casi imposible que él lo pudiera batear eso era lo que yo le iba a ver casi todo el tiempo”, dice Marichal, al teléfono con Diario Libre.

La impresionante efectividad de por vida de Marichal (2.89 en 3,507 entradas) apenas sufrió un rasguño cuando se compara cómo llegó hasta el sexto inning (2.87). En esas últimas tres entradas fue de 3.00 de acuerdo a Baseball-Reference.

En 1963, cuando Marichal ganó 25 juegos y tiró 321 entradas, líder en ambas categorías, el abridor lanzó 6.5 inning por juego. En 1999, cuando Pedro Martínez ganó el Cy Young con 23 triunfos y 2.07 de efectividad, había bajado a 5.9 capítulos de media y para en 2019 topó los 5.2 innings.

En 2019 el abridor tiró 86 pitcheos de media. En 1999 fue de 96.

Nadar, bucear y correr en Haina con Felipe Alou entiende le daba la preparación para llegar en una forma física que le permitía hacer temporadas de largo trayecto.

“Siempre salía pensando en tirar nueve entradas. Una vez pensé que no tenía nada en la bola y el dirigente Herman Franks me dijo que tenía más que todos los que estaban en el bullpen. En lo adelante completé el juego. En otra ocasión llevé un juego sin hit hasta el séptimo, con control y en lo adelante fue que saqué la mayor velocidad”, dijo Marichal, de 83 años.



Fuente