Renuncia de Yoshiro Mori, un nuevo problema que enfrentan los Juegos Olímpicos de Tokio

Renuncia de Yoshiro Mori, un nuevo problema que enfrentan los Juegos Olímpicos de Tokio


Cuando estamos aproximadamente a cinco meses y medio de la fecha propuesta para el inicio de los retrasados Juegos Olímpicos Tokio-2020, se presenta una nueva situación con la renuncia del presidente del Comité Organizador, Yoshiro Mori.

Japón lidia con el desafío de preparar la competición en plena pandemia, tras aplazarlo en el 2020 y con un respaldo popular decreciente, según las encuestas

En una conferencia de prensa el dirigente japonés afirmó que las mujeres “hablan mucho en las reuniones”, comentario definido como sexistas, que provocó una reacción negativa a nivel mundial, y que le obligó a presentar renuncia como cabeza de los accidentados Juegos Olímpicos Tokio-2020.

Hasta el momento surgen los nombres de Saburo Kawabuchi, responsable de la Villa Olímpica de Toki, o la ministra a cargo de los Juegos, Seiko Hashimoto, como sustituto del renunciante.

Su salida crea una situación de reorganización en el comité organizador, planteada por el CEO de la organización, Toshiro Muto

El certamen olímpico, que debió celebrarse en julio del 2020, fue retrasado a julio del 2021, por la pandemia COVID-19 y el que se celebre o no dependerán de la situación sanitaria.

Unos de los primeros problemas evidenciados por el retraso fue de un costo adicional de 267.000 millones de yenes (2.400 millones de dólares, 2.100 millones de euros), lo que elevó presupuesto total a casi 16.000 millones de dólares.

Algunos patrocinadores comprometidos en la fecha original cambiaron su propuesta, lo que presentó la interrogante sobre el flujo de recursos a pesar de que tanto los organizadores como el Comité Olímpico Internacional (COI) afirman que tienen prevista la ceremonia inaugural para el 23 de julio de 2021. Pero por el momento hay muy pocos detalles acerca de cómo podrá celebrarse, cuando, según encuestas, más de un 80% de la población japonesa, apuesta a la cancelación del certamen.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, ha reiterado que no habrá más prorroga debido a que están comprometidos con los Juegos Olímpicos París – 2024, cuyo comité organizador ya ha trazado una ruta de trabajo para recibir a los atletas de los cincos continentes.

Pese a que se disculpó en su momento, siguió la tensión y reclamos de renuncia; su salida crea una situación de reorganización en el comité organizador, planteada por el CEO de la organización, Toshiro Muto, quien ha afirmado que la marcha de Mori, no afectará el desarrollo normal de los Juegos.

Opiniones contrarias al montaje de los juegos como la de Keith Mills, presidente adjunto del comité organizador de los Juegos de Londres, han sido frecuente y en una ocasión señaló que la celebración de los “Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 parece «improbable» cuando la epidemia de coronavirus continúa paralizando a una gran parte del mundo”, y sugirió su anulación.

A pesar de que no han parado en su trabajo, la cancelación de Tokio-2021, manda “una mala señal» para los Juegos de París-2014, según explicó el economista Christophe Lepetit, considerando el avance de la pandemia.



Fuente