Presidente de Ecuestres pide elecciones en el COD luego de la renuncia de Luisín Mejía

Presidente de Ecuestres pide elecciones en el COD luego de la renuncia de Luisín Mejía


Pese a que define como “correcta” la línea sucesora establecida por los reglamentos del Comité Olímpico Dominicano, el ingeniero José Manuel Ramos, presidente de la Federación Dominicana de Ecuestres, considera prudente llamar a comicios, luego de la renuncia del actual presidente, licenciado Luis Mejía Oviedo.

La dimisión de Mejía Oviedo impulsa a Antonio –Colin- Acosta, primer vicepresidente, a ocupar el puesto que quedará vacante a partir de enero del 2021.

El ingeniero Ramos basó su posición “en el momento que vive el deporte y el que la asamblea es soberana, por lo que debió consultarse, tomando en consideración el postulado que establece la dirigencia por votación mayoritaria”.

Entiende que la presidencia del COD no es una función hereditaria y que cada federación tiene el derecho de escoger quien será su representante ante los organismos deportivos mundiales.

Consideró que el licenciado Mejía Oviedo debió impulsar un proceso interno para la selección de su sucesor

Recordó el ascenso de Mejía a la presidencia del COD en el 2004, fruto de la renuncia del doctor José Joaquín Puello e indicó que en ese instante el entonces presidente del COD, presentó las alternativas de sucesión, en la persona además del ingeniero Bienvenido Solano.

“Esa vez votamos consciente de quién sería el presidente luego de la renuncia del doctor José Joaquín, pero ahora nuestro voto fue por cuatro años para el licenciado Mejía Oviedo como presidente”, por lo que consideró que “lo mejor es que vayamos a un proceso eleccionario o que Acosta sea refrendado en la próxima asamblea general”.

Es de opinión que el COD no se tomen medidas comprometedoras, hasta tanto la asamblea fije su posición en la reunión ordinaria del mes de marzo.

Señala que aunque Mejía Oviedo anunció su posición en la asamblea eleccionaria del 4 de diciembre del 2018, “no se celebró una asamblea extraordinaria para refrendar el que solo durara dos años como presidente del COD”, apuntó Ramos.

En ese orden consideró que Acosta no debe asumir la posición que hereda por la renuncia del actual presidente, hasta tanto no sea legitimada. Recordó que la base del olimpismo es el “juego limpio”, y que así deben ser todas las acciones dentro del movimiento deportivo dominicano.

Entiende que la presidencia del Comité Olímpico es el puesto de mayor importancia en el deporte, fuera de las designaciones oficiales y que por lo tanto, cada paso debe ser pensando, de acuerdo con la mayoría.

Consideró que, basado en el concepto anterior, Mejía Oviedo debió impulsar un proceso interno para la selección de su sucesor, aunque fue reiterativo al señalar que el momento que vive el deporte dominicano, no es el más adecuado para la salida de miembros de su más elevada dirigencia.



Fuente