¿Será Patrick Surtain II la primera selección de los Dallas Cowboys? • Primero y Diez

Los mejores cornerbacks rumbo al Draft NFL 2021 • Primero y Diez


Una de las selecciones más frecuentes que hemos visto en mock drafts a lo largo de los meses es la que pone a Patrick Surtain II, CB de Alabama en la selección 10 a los Dallas Cowboys, sin embargo, cuando se trata de este equipo, es difícil no pensar en Jerry Jones y en la percepción que ha creado en torno a sus decisiones, las cuales muchos juzgan como centradas en el espectáculo y en el negocio en vez del football puro y duro.

Lo cierto es que, a lo largo de la última década, las decisiones de Draft han estado bastante descentralizadas y han tenido una efectividad bastante buena en términos generales gracias al involucramiento de su hijo mayor, Stephen y de Will McClay, Vicepresidente de Personal y Jugadores.

De cara a la temporada 2021 la defensiva requiere materia prima de primera calidad. Es por eso que, prácticamente desde enero, hemos visto el nombre de Patrick Surtain II, cornerback de Alabama, ligado a los Dallas Cowboys.

Esta sería la forma más inteligente de asignar los recursos, ya que estaría justamente atendiendo una de las necesidades más inmediatas del equipo, que es la defensiva secundaria que vio partir a Chidobe Awuzie y a Xavier Woods, mientras se asegura de obtener al que probablemente sea el mejor talento defensivo de la clase 2021.

Surtain II es un prospecto tan sólido que, por las ganas de hacer conversación y llevar a los Cowboys una vez más bajo las luminarias, hemos querido comparar su valor con el de Caleb Farley, CB de Virginia, o de Jaycee Horn, CB de South Carolina, jugadores que en términos de talento están muy bien, pero que tienen un elemento más de proyección en su juego, mientras que el egresado de Alabama parece ser un producto lo más cercano a estar terminado.

Incluso esta última característica, que normalmente debería ser un halago, hemos querido usarla en su contra, argumentando que su techo no es mucho más alto de lo que ya hemos visto a nivel colegial. Sin embargo Alabama se ha caracterizado en la última década por entregar excelentes jugadores del lado defensivo del balón, en parte gracias a que el sistema que ahí se juega, y las exigencias que se le hacen a los jugadores los dejan muy preparados para la NFL.

Si no es Patrick Surtain II, ¿qué alternativas hay?

Siempre existe la alternativa de que esta no sea la selección, ya sea porque la preferencia se incline hacia otro prospecto o porque las selecciones frente a ellos le presenten un escenario inesperado.

Hay una posibilidad de que Surtain II sea tomado antes de la selección 10, lo que llevaría al equipo a ir por una opción distinta, o incluso otra en la que un talento superior resbale y esté disponible al momento de su selección, lo que los colocaría en el mismo escenario del año pasado cuando tuvieron disponible a CeeDee Lamb.

En caso de que esto sucediera, existen algunas opciones:

Un cornerback diferente. Parece que la posibilidad de que sea Farley ha quedado descartada por las preocupaciones médicas que arrastra, sin embargo, la que se ve más posible es que Surtain II salga antes a equipos como Detroit, Carolina o Denver, y ellos tengan que ir por Jaycee Horn. Se ha reportado que el gusto del equipo por el exjugador de los Gamecocks es real y que estarían contentos de tomarlo.

Línea ofensiva. Ha habido reportes que indican que esta no es una prioridad a atacar con el pick 10, a pesar de la necesidad de profundidad, sin embargo, hay que mencionar que Penei Sewell, OT de Oregon, es el mejor calificado de la clase, pero parece que se podría ir tan pronto como en la selección 4 (Atlanta) y tan tarde como en la 7 (Detroit), sin descartar Cincinnati y Miami en medio de esos picks. Estos mismos destinos podrían aplicar para Rashawn Slater, el segundo mejor liniero de esta clase. Por ello, en caso de que esta fuera la ruta a seguir, sería Alijah Vera-Tucker, el producto de USC, el seleccionado.

Pass rusher. Hace falta alguien que complemente a DeMarcus Lawrence, pero esta clase no ofrece a un jugador digno de ser tomado en el top-10. Kwity Paye de Michigan, Jaelan Phillips de Miami y Azeez Ojulari de Georgia generan suficientes dudas como para ahuyentar a los equipos en esa zona del board.

Linebacker. El reciente retiro de Sean Lee acentuó el problema de profundidad en la posición, sobre todo tras los reportes que indican que el equipo tiene dudas sobre tomar la opción de quinto año de contrato de Leighton Vander-Esch. Las opciones aquí podrían ser Micah Parsons de Penn State o Jeremiah Owusu-Koramoah de Notre Dame, sin embargo los problemas de actitud del primero lo han hecho caer ante los ojos de muchos, mientras que el producto de los FIghting Irish no termina de convencer como una selección de las primeras 10.

TE Kyle Pitts o WR Ja’Marr Chase. Si por alguna razón, cualquiera de los dos estuviera disponible en la selección 10, sería difícil resistirse, sobre todo si se tratara de Pitts, ya que permitiría la opción de alinearlo en el campo con Amari Cooper, CeeDee Lamb y Michael Gallup, lo cual sería abrumador para cualquier defensiva. Estas dos serían la clase de selecciones que harían que los detractores de Jerry Jones salieran a echar las campanas al vuelo.

Moverse de lugar. La selección 10 brinda gran valor, sobre todo en la circunstancia específica de los Cowboys, quienes buscar reforzar su defensiva en un Draft que ofrece mucho mejor talento del lado ofensivo del balón en la punta, por lo que no pueden garantizar una buena relación entre el talento que obtendrán con los recursos que le asignarán.

Han surgido reportes que indican el gran gusto de Jerry Jones por Kyle Pitts (¿a quién no le gusta?), incluso proponiendo la idea de que podría escalar posiciones para tomarlo, sin embargo el mismo Jones ha dejado claro que no sobrepagará, por lo que se ve complicado que suceda, sobre todo pensando en que podría haber equipos que estén buscando subir por un quarterback.

Del lado opuesto, la idea de bajar lugares, parece ser más conveniente, siempre y cuando no cedan demasiados y se mantengan en la primera mitad  para no desaprovechar la oportunidad de tomar a un talento de impacto inmediato. Este escenario se puede complicar debido a que los quarterbacks –que son los que impulsan este tipo de movimientos– serán muy deseados y la última frontera de necesidad en dicha la posición está en el pick 9 de los Broncos, por lo que un interesado tendría que adelantárseles a  ellos, dejando a los Cowboys fuera de la ecuación.

Estas son las posibilidades de Draft de los Cowboys hasta el momento. ¿Cuál te parece el camino a seguir? Te leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.



Fuente