Ni el mejor juego de Fields puede sostener lo de Nagy en los Bears


Por Gerardo García (@GerardoGD15

En este Monday Night Football para el cierre de la Semana 9 de la Temporada NFL 2021, los Pittsburgh Steelers obtuvieron una difícil victoria ante unos Chicago Bears que no contaban con su principal pass rusher en Khalil Mack y, pese a eso, se peleó y el resultado fue 27-29 con intento de field goal que pegó en el larguero de Cairo Santos.

Justin Fields carga a los Bears a pesar de Matt Nagy

Esta noche vimos a un Justin Fields que cargó en sus hombros al equipo, moviendo la ofensiva, explotando de sus cualidades físicas al acarrear el balón y lanzando para 291 yardas 1 TD 1 INT. Aunque la intercepción fue un gran acierto de la defensiva rival, mentalmente se sobrepuso y orquestó el regreso en los minutos finales, para dejar a su equipo arriba por un punto; también pudimos ver que necesita hacer explotar más los roll outs en su plan de juego.

 El cambio en la ofensiva se vio no solo con Fields lanzando, el regreso del RB David Montgomery ayudó para quitarle presión a su pasador y darle un poco de más tiempo para buscar a sus receptores.

Pudimos observar un Fields aguerrido que se levantaba tras cada golpe o captura que sufrió, incluso logró levantarse de dos fuertes golpes y estas acciones dejan la duda sobre por qué no se marcaron las rudezas al pasador, que para muchos fueron flagrantes.

Juego de centímetros y nervios de acero

El football americano y la NFL son conocidos no únicamente por los aspectos físicos dentro del campo, sino por enseñar que es un deporte en donde lo mental muchas veces es más importante, el sobreponerse y levantarse y prestar atención a los pequeños detalles para ganar esos 91.44 cm que componen una yarda y hoy se presentaron.

En este juego se lanzó doce veces el pañuelo de castigo para un total de 115 yardas, la cual es la mayor cantidad para los Bears desde 2018, errores en su mayoría mentales y de fundamentos, como alinearse y e invadir la zona neutral, castigo que les dio a los Steelers la oportunidad de mantener su ofensiva, y qué decir del castigo por taunting del LB Cassius Marsh quien perdió la cabeza y celebró de más y permitió mantenerse a la ofensiva rival.

El head coach Matt Nagy se vio enojado en la lateral gritándoles a sus jugadores, pero como entrenador en jefe es claro que esas acciones y castigos con el desorden entre su personal recaen en él, tiene que preparar mejor los juegos y sin duda reforzar los fundamentos básicos en ambos lados del balón, pero estos detalles ya han señalado hasta el cansancio y más bien deberíamos estar contando los partidos para la crónica de su despido anunciado.

¿Qué sigue para los Bears?

El trabajo de Nagy está bajo la lupa, ya que se esperaba una ofensiva explosiva y que la defensiva sea dominante. Lo segundo, por momentos, lo ha logrado, sin embargo no lo mantiene, para muestra el día de hoy.

En este partido se vieron algunos chispazos del talento que tienen los Bears y si mantienen y mejoran su juego, tal vez podrían meter en apuros a los Ravens y Packers para entrar en cierto ritmo para vencer a los Vikings y mantenerse en la lucha por llegar a la postemporada. Solo así podrían dar ese salto de calidad, aún con Matt Nagy en las laterales.

Ustedes qué opinan: ¿mantener a Matt Nagy y apoyar la construcción de los Bears o simplemente dar vuelta a la página y traer otro head coach? Los leemos en los comentarios bajo este artículo y en nuestras redes sociales.





Fuente

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!