La indisciplina de los Chiefs (y no el arbitraje) les arruinó el Super Bowl •

Charvarius Ward • Primero y Diez


El Super Bowl LV fue una clara muestra que por más talento que tengas dentro de un equipo, sin disciplina no eres nada y no se llega a ninguna parte. Tampa Bay derrotó 9-31 a Kansas City y se proclamó campeón de la NFL y si bien tuvieron una actuación espectacular tanto en ofensiva como defensiva, es innegable que la indisciplina de los Chiefs  (y no el arbitraje) terminó por sepultar las esperanzas de Mahomes y compañía. Aquí recapitulamos los sucesos.

La indisciplina de los Chiefs vino en los peores momentos

El talento te lleva hasta donde la disciplina te lo permite, y si no me creen, evidenciemos el caso de Kansas City, que fue víctima de sus propios errores y en los momentos más importantes. Repasemos los dolorosos castigos que sufrieron.

Los Chiefs fueron castigados con 11 pañuelos amarillos para una costosa pérdida de 120 yardas, de los cuales, ocho fueron en la primera mitad del encuentro (récord de castigos realizados en una primera mitad en la historia del Super Bowl). Lo más destacable es que esta indisciplina pasó factura inmediata en el marcador.

En el transcurso del encuentro Tom Brady pareció perder fuelle por algunos instantes pues Tyrann Mathieu, con quien tuvo una gran polémica, le interceptó un pase que hubiera cambiado significativamente el rumbo del juego, sin embargo, un holding del CB Charvarius Ward le negó el intercambio de balón a los Chiefs.

Aunado a ello, una muy buena patada de despeje del P Tommy Towsend, se tuvo que repetir por un holding de los equipos especiales, y al repetirla Towsend pateó de pésima manera el ovoide, por ende, los Buccaneers empezaron su drive en la yarda 38 de Kansas City.

Por si no fuera poco, en ese mismo drive Tampa Bay realizó un gol de campo de 39 yardas tras encontrarse en cuarta y cinco, sin embargo un offside de la defensiva de los Chiefs le permitió volver a Brady al terreno de juego y transformó los tres puntos, en siete. Así fue como, con castigos en momentos clave, Kansas City se hundió a si mismo a lo largo del juego.

Lo anterior es algo el mismo Andy Reid sabe, y lamenta: “No puedes tener castigos, no tantos. Tuvimos 10 en total. Te estás quitando espacio defensiva y ofensivamente cuando haces eso. No es característico y es una lástima que haya sucedido hoy”, señalaba en conferencia de prensa tras la derrota por 9-31.

Sin embargo, si vemos las estadísticas, no podemos estar tan seguros de que Reid tenga razón ya que los castigos sí son característicos de Kansas City. Este equipo fue el cuarto más castigado de toda la NFL durante la temporada regular. Tuvieron cuatro juegos donde cometieron al menos 10 castigos y en dos de ellos arbitró también el referee del Super Bowl LV, Carl Cheffers, así que sin duda, se sabe que el problema de disciplina de los Chiefs ha ido a la alza.

Por su parte, Mahomes tampoco se quedó callado al respecto: “Cuando tienes tantos castigos en los encuentros​​, especialmente cuando estás teniendo problemas y jugando ante una muy buena defensiva, es difícil seguir adelante y llegar a la zona de anotación”, dijo el egresado de Texas Tech al término del encuentro.

Para Kansas City, perder 9-31, significa haber presenciado la peor derrota de la franquicia en la era Mahomes, y lamentablemente llegó en el momento más importante posible, sin embargo, del lado bueno, esto le servirá al equipo como experiencia y tendrán unos seis meses para mejorar en el lado disciplinario y así poder llegar una vez más al Super Bowl sin ser víctimas de sus propios errores.

Por cierto, no te pierdas el live stream especial de Ulises Harada y Jorge Tinajero sobre este tema en nuestro canal de youtube:

Sin embargo, lo único claro es que ayer, la indisciplina de los Chiefs (y no el arbitraje) fue el causante de la primer derrota de Mahomes por dos o más posesiones en su trayectoria dentro de la NFL. ¿Qué sigue ahora para Kansas City? Te leemos en los comentarios.





Fuente