Sevilla FC: ¿Qué le queda al Sevilla por delante?

Sevilla FC: ¿Qué le queda al Sevilla por delante?


El drama de la eliminación copera, en el último minuto del alargue del partido de vuelta de semifinales en el Camp Nou, es una losa que acompañará al Sevilla hasta el final de la temporada. Una pesada carga de lo que puso ser y no fue; de la posibilidad perdida de engrandecer la historia del club andaluz con una nueva final e incluso un título; de caerse en la última curva cuando tuvo en su mano el acceder a la final. Todo ello tras muchos meses de esfuerzo en todas las competiciones, llegando incluso en dos ocasiones a la prórroga en la Copa. Piernas cansadas, ánimos por los suelos y tres meses aún de competición por delante. Lopetegui tiene el más difícil todavía con el hecho de aupar a su tropa y levantarse él mismo. Porque, ¿qué le queda por delante al Sevilla?

El camino para el equipo andaluz ahora está lleno de obstáculos y pesadas piedras. Tras mes y medio, desde que comenzó el 2021, donde todo habían sido alegrías, batiendo récords de partidos ganados en Liga, sin encajar y con todas las piezas encajando a la perfección, en poco más de una semana se le ha caído el chiringuito. Derrota en casa ante el Dortmund, colocando la opción de acceder a cuartos de la Champions en muy remota; también derrota ante el Barcelona en Nervión, alejando la ya de por sí lejana opción de pelear por algo más que la cuarta plaza en Liga; y por último la decepción de la eliminación copera. Todo en un puñado de días. Ahora le toca limpiar la cabeza y no bajar los brazos de su principal e ineludible objetivo: terminar entre los cuatro primeros.

Porque el calendario sigue ahogando las piernas de los sevillistas. Tras los 12 minutos del Camp Nou en menos de 72 horas visita el Martínez Valero. Un duelo ante un equipo de la zona baja, donde el Sevilla tiene un vivero importante de puntos. Deberá Lopetegui abusar de esa unidad B que tan buen resultado le está dando en Liga, con los riesgos que siempre supone no colocar a los mejores. Porque sin tiempo para descanso llega otro partido a vida o muerte en Dortmund frente al Borussia. Ahí, al contrario que en el Camp Nou, el Sevilla tiene más que ganar que perder. Con el 2-3 de la ida, las opciones con pocas, aunque levantar la eliminatoria daría un nuevo revolcón al curso, como el que sufrió ayer en carne propia. Y para terminar la semana un derbi que llega con el Betis en el mejor momento del curso.

Lo cierto es que el Sevilla trata de evitar a esta hora que el palo de la Copa se traslade a LaLiga. Porque el conjunto dirigido por Lopetegui, pese a su fiabilidad, lleva todo el año caminando en un desfiladero físico. El extraño año que han debido afrontar, sin apenas preparación, con algunas lesiones siempre mermando al equipo titular y con la gasolina justa para no desfallecer, puede hacer mella en cuanto al equipo no le vaya la cabeza, ya que es la que en muchos partidos ha podido con ese cansancio de piernas. laLiga no perdona y hay muchos clubes en persecución de los sevillistas, que tratarán de aprovechar cualquier bajón en su rendimiento. Le queda mucha tela que cortar al Sevilla en el curso. Para nada se ha terminado.





Fuente