Félix Fermín administra con tranquilidad el roster mirando a la semifinal

Félix Fermín administra con tranquilidad el roster mirando a la semifinal


Con el boleto para una semifinal donde todo se puede definir en un partido, Félix Fermín ya planifica cómo enfrentar el partido del viernes donde buscará el pase a la disputa del título de la Serie del Caribe.

El miércoles ante los venezolanos Caribes de Anzoátegui el dirigente de las Águilas Cibaeñas tuvo el espacio para relajarse, dejar en el banco a titulares como Robinson Canó, Melky Cabrera y Johan Camargo. Costó vencer a los sudamericanos, hubo que apelar a herramientas en desuso como el toque para sacar la victoria, pero respondió.

Así, al cierre del séptimo, Junior Lake sorprendió con toque lento que no dio tiempo a tirar para llegar a salvo a la inicial, luego se robó la segunda base, Juan Carlos Pérez, tras intentar tocar, falló con globito detrás de segunda, Lake se estafó la tercera, Ramón Torres recibió boleto y Robel García bateó doblete al prado central que remolcó dos vueltas ante Liger Padrón.

“Era una situación donde salí y había que poner carrera al marcador y fui a buscar mi pitcheo y conecté un buen swing y gracias a Dios tuve la oportunidad de anotar los puntos”, dijo Robel García.

El pitcheo abridor ha respondido en cada uno de los cuatro partidos. Esta vez fue el panameño Andy Otero, ante Panamá fue el estadounidense Joe Van Meter, frente a los mexicanos lo hizo César Valdez y en la apertura contra los boricuas hizo el trabajo Carlos Martínez.

Los dominicanos (4-0) concluyen su paso por la serie regular este jueves ante los colombianos Caimanes de Barranquilla a segunda hora (6:30 pm), un choque cuyo resultado puede ser intrascendente para fines de saber a qué equipo enfrentará el viernes.

Dueños del primer lugar, los quisqueyanos no tienen garantizado jugar a segunda hora, ya que en caso de los anfitriones Tomateros de Culiacán tienen la prioridad con ese turno.

Los cuatro primeros avanzan a la semifinal, el primero contra el cuarto y el segundo contra el tercero.

“No subestimo a nadie y menos a Venezuela. Tengo mucho respeto a sus jugadores y sobre todo a ese gran país que es Venezuela”, dijo Fermín para explicar las bajas de Canó y Cabrera, de quienes dijo no quiso poner a jugar tan temprano en la mañana por el tiempo que llevan si hacerlo en ese horario.

“(A los fanáticos) que sigan confiando, este gran equipo es un equipo responsable, un equipo que sale al terreno de juego preparado para ganar cada día, prepararnos para los playoffs que todo no ha estado saliendo bien y ojalá Dios nos ayude para que todo siga de la misma manera”, explicó el maeño.

Fermín busca su cuarto título del Caribe y primero desde 2007.



Fuente