J-Rod es víctima de “zona de strike de novatos”


Traducción por ROOSEVELT COMARAZAMY 

[email protected] 

SEATTLE – Según todos los informes, el jardinero de los Marineros, Julio Rodríguez, es uno de los mejores prospectos y jugadores jóvenes más talentosos del béisbol.  

Nuestro analista R. J. Anderson clasificó a Rodríguez como el prospecto número 3 del juego esta primavera, diciendo que tiene “una potencia muy por encima del promedio y una mejor sensación de contacto que la mayoría con este perfil”.  

Casi todas las demás publicaciones clasificaron a Rodríguez como uno de los tres mejores prospectos también. 

Dicho esto, la introducción de Rodríguez a las Grandes Ligas ha sido accidentada. Tiene de 35-5 (.143) con 17 ponches en 10 juegos. Está bien. Innumerables jugadores jóvenes necesitaron algo de tiempo para encontrar su equilibrio en el nivel de la MLB (¿cuándo fue la última vez que miró las estadísticas de Mike Trout en 2011?), aunque eso no hace que sea más divertido verlo pasar. Los dolores de crecimiento son un fastidio. 

Esto no es para absolver a Rodríguez, de 21 años, de la culpa por su mal comienzo, ha sido malo y está bien decirlo, y no significa que será malo para siempre, pero hay que señalar que ha lidiado con una zona de strike menos que perfecta. Llamémoslo la zona de strike del novato, la idea de la vieja escuela de que un jugador joven no recibirá decisiones en el límite a su favor hasta que demuestre su valía en el programa. 

Ya seis veces este año, Rodríguez se ha ponchado mirando un lanzamiento fuera de la zona de strike. Yoshi Tsutsugo lo ha hecho cinco veces y Ji-Man Choi y Lourdes Gurriel Jr. lo han hecho tres veces. Ningún otro jugador lo ha hecho más de dos veces. Algunos de estos strikes cantados contra Rodríguez son atroces. 

Antes de los juegos del martes, solo cinco bateadores tenían más strikes cantados en lanzamientos fuera de la zona en su contra que Rodríguez, independientemente de la cuenta. Batear en esta liga cuando tienes menos de dos semanas de carrera es bastante difícil. Batear cuando tantas decisiones van en tu contra es aún más difícil. Estas decisiones generalmente hacen la vida difícil para el bateador. 

Por tentador que sea, Rodríguez aún no ha estallado con un árbitro. No ha hecho nada más que tener unas breves palabras para el árbitro después de un strike cantado en un lanzamiento fuera de la zona. Hay una manera de ser respetuoso y decirle al árbitro que no está de acuerdo con su decisión sin hacer una escena o ser expulsado. Rodríguez ha hecho bien en caminar por esa línea hasta ahora. 

Sé que “se igualará con el tiempo” no es una respuesta satisfactoria, pero eso es todo lo que Rodríguez puede hacer en este momento. Espera a que las decisiones se equilibren. Expandir la zona e intentar batear esos lanzamientos solo generará problemas mayores. Para ser un novato, Rodríguez está haciendo un trabajo decente bateando a los lanzamientos correctos (tasa de persecución del 36.8 por ciento). Es que unas cuantas decisiones dispersas han ido en su contra. 

Rodríguez ha sido ponchado con algunos lanzamientos fuera de la zona al principio y quién sabe, tal vez eventualmente se habría ponchado en esos turnos al bate de todos modos. Sin embargo, el chico ha sido hasta ahora víctima de una zona de strike amigable para el lanzador.  

Está pasando. Muy pronto la marea cambiará, y se sospecha que se acomodará y comenzará a producir al ritmo que se espera de un gran prospecto. 

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) return;
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = «//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8&appId=1054309014604763»;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));



Fuente