Nadie apaga el puro de Jordan


LeBron James, durante el sexto y ltimo partido de la final de la NBA entre Lakers y Heat.
AFP





Fuente