Destacado

Tras la búsqueda del clarinete de un robot de hace 180 años

No, no estamos hablando del argumento de alguna película de ficción, estamos ante una situación real donde un robot fabricado en 1838 está buscando su instrumento musical. Bueno, en sí el robot no es quien lo está buscando, sino los responsables del Museo Speelklok, Países Bajos, para su próxima exhibición.

El robot es conocido como el "Androïde Klarinettist" y se trata de un autómata creado hace 180 años en los Países Bajos, cuyo objetivo era entretener al público tocando el clarinete. Ahora, después de pasar por varias manos y apartarse del ojo público, volverá a los escenarios. La mala noticia es que no han logrado encontrar su instrumento.

“Androïde Klarinettist”

Este androide clarinetista fue todo un logro en aquel lejano 1838, ya que se trataba de uno de los primeros robots equipados con un mecanismo a vapor que le permitía tocar un instrumento de forma autónoma, algo increíblemente avanzado para esa época. En este caso, el robot era capaz de tocar varias melodías usando el clarinete y tras terminar, cerraba su actuación haciendo una reverencia al público como seña de agradecimiento.

El robot tocó en las salas más importantes de los Países Bajos y viajó por todo el mundo ofreciendo conciertos durante 1839. Ya en 1955 se cree que algún momento terminó en Estados Unidos como préstamo. En 1865, sobrevivió al incendio del Museo Barnum y tras este accidente paso a ser propiedad de un coleccionista privado. Después de esto, pasó por las manos de diferentes coleccionistas, perdió su ropa, sombrero y cabello, pero lo más grave es que también perdió su clarinete.

Tras la búsqueda del clarinete de un robot de hace 180 años

Hace unos meses, el androide clarinetista regresó a su país de origen tras ser adquirido por el Museo Speelklok, quien lo salvó de ser destruido y lo restauró. Volverá a estar ante el público como parte de la exhibición “Robots Love Music”, que se podrá ver desde el 21 de septiembre de 2018 hasta el 3 de marzo de 2019. El punto es que los responsables del museo quieren que el robot aparezca con su clarinete.

Marian van Dijk, directora del Museo Speelklok, mencionó que el robot aparecerá con o sin clarinete, pero lo ideal es que pudiera tenerlo de vuelta. Por lo anterior, van Dijk está en estos momentos en Estados Unidos para visitar la colección de música Stearn de la Universidad de Michigan, la cual consta de más de 2.500 instrumentos musicales históricos.

Según la investigación, a cargo del propio Museo Speelklok, el robot perteneció en algún momento a Frederick Stearn y ahora mismo todas las esperanzas están en su colección de instrumentos, donde se cree que debe estar el clarinete, lo cual sería todo un milagro para un robot que estaba prácticamente olvidado y a punto de ser destruido.

También te recomendamos


¿Cómo de seguras son las modernas redes Wifi de malla?


De cuando una monstruosa torre de telecomunicaciones y sus más de 4.000 cables tapaban el sol a los habitantes de Estocolmo


El olvido que dio lugar a las tarjetas de crédito y su historia hasta el plástico y la banda magnética


La noticia

Tras la búsqueda del clarinete de un robot de hace 180 años

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Raúl Álvarez

.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*