Destacado

La impresión 3D llega a las turbinas gigantes

Impresión 3D. Impresión 3D.

Impresión 3D.

Impresión 3D.

El silencio es lo primero que sorprende en la sala de producción de componentes metálicos de turbinas de gas con impresión 3D de Siemens Industrial Turbomachinery en Finspång, una idílica ciudad sueca rodeada de lagos y bosques. Durante la visita, a la que asistimos 21 periodistas de 11 países, todo lo que se oye es un suave zumbido y el sonido de la ventilación, algo bastante inusual en una planta industrial.

Esta instalación de producción aditiva (AM, por sus siglas en inglés) –que es como se denomina a la impresión en 3D de metales– forma parte de la factoría de turbinas gigantes de gas, con potencias de hasta 54 megavatios, de Siemens en esta localidad, que 300 años atrás fue famosa por la producción de cañones.

Filas de impresoras dentro de gabinetes blancos trabajan sin descanso en este espacio, que recuerda a una sala blanca de fabricación de chips. A través de pequeñas ventanas se puede ver el destello incesante de los láseres “que derriten el metal en polvo y construyen ocho quemadores de turbina de gas simultáneamente mediante miles de capas, sin necesidad de forjar, soldar ni perforar”, explica a Sinc Andreas Graichen, gerente del Centro de Producción Aditiva de Siemens Industrial Turbomachinery AB.

La sala AM de Finspång le ha supuesto a Siemens una inversión de 21,4 millones de euros. “Aquí hacemos la producción aditiva más avanzada, utilizando una versión de impresora 3D con cuatro láseres, desarrollada en colaboración con el fabricante alemán EOS”, agrega Graichen.

En su opinión, el sistema que se emplea en esta planta de impresión 3D, en la que trabajan veinte personas, “ha revolucionado el desarrollo, la fabricación y la reparación de componentes de turbinas de gas”.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*