Destacado

Elon Musk se apunta otro tanto y The Boring Company construirá un transporte de alta velocidad en Chicago

Boring

No parece que sean buenos tiempos del todo para Elon Musk cuando supimos hace unos días de una cantidad nada despreciable de despidos, pero un soplo de aire fresco le llega al empresario por otra de sus compañías, quizás la más peculiar (por el nombre). The Boring Company construirá un transporte de alta velocidad en Chicago, según la propia compañía de Musk ha confirmado.

La empresa, que en un principio no sabíamos si interpretarlo como una broma o como algo en serio, fue confirmando con el tiempo que se trataba de una apuesta totalmente real. Tanto que al parecer han estado explorando vías de llevar adelante el proyecto y finalmente la ciudad de Chicago les ha brindado una oportunidad, aunque no significa que se libren de poner un buen pellizco económico por su parte.

The Boring Company no se va a aburrir gracias a Chicago

Sabemos de la noticia porque la propia Boring Co. lo ha comunicado desde su cuenta de Twitter oficial, enlazando al medio Chicago Tribune, quienes se hacen eco de la noticia (eso sí, lectores europeos, de momento no podemos leerlo). Se trata de una subasta pública que la empresa ha ganado en colaboración con otras, según apuntan en Bloomberg.

Según fuentes del medio, The Boring Company se habría asociado con Mott MacDonald, firma que se encargó de diseñar una terminal del aeropuerto Heathrow de Londres, y JLC Infraestructure, compañía fundada por “Magic” Johnson (el famoso ex-jugador de baloncesto). Explican además que se trata de una subasta pública que no tiene ayudas económicas por parte del gobierno de la cuidad, de modo que el ganador ha de correr con el total de lo gastos, y puede que por este motivo no haya habido demasiada competencia.

Lo que se ha ofertado es la posibilidad de poder construir un transporte público de gran velocidad desde la parte baja de la ciudad (The Loop) hasta el aeropuerto O’Hare de Chicago. Cabe pensar que en un principio la idea sería un tren subterráneo, pero siendo Elon Musk quien firma no queda claro que vayan a construir un tren convencional.

Tunel Boring

De hecho, según Bloomberg los tweets del empresario (para variar) ya daban que pensar el año pasado que van a intentar poner en marcha algo distinto, confirmando que habría pods eléctricos y que la presencia de raíles estaba en duda. Aunque lo que queda claro con esto es que, siendo tren, cápsulas eléctricas o lo que finalmente planifiquen, Chicago les da el lienzo que en California no parecían encontrar más allá de realizar excavaciones de prueba.

Mejorar precios y reducir tiempos

Ahora queda esperar al resultado de las negociaciones entre The Boring Company y el ayuntamiento de la ciudad, lo cual se espera que dure más o menos un año. El trayecto es de unos 24 kilómetros, siendo la meta del ayuntamiento que se cree un transporte que recorra esto en 20 minutos o menos, con una frecuencia de paso de 15 minutos.

La idea es además que los precios queden por debajo de lo que se paga actualmente por un taxi, que según Bloomberg sube hasta los 40 dólares (tardando según Google Maps en torno a los 20 minutos). Algo que ya cumple el tren que existe en la actualidad por 5 dólares el billete, aunque no tarda 20, sino 40 minutos.

Así que veremos si finalmente Chicago es el escenario de estreno de aquellas cápsulas que ya nos mostró Musk, siendo vehículos tanto para calle como para los túneles a diferencia de Hyperloop.

En Xataka | ‘The Boring Company’, la nueva compañía de Elon Musk centrada en túneles es real y esta imagen lo confirma

También te recomendamos


La nueva locura de Elon Musk: ladrillos tipo Lego de gran tamaño para construir casas y otras estructuras


Crea siete estilos diferentes cambiando pequeños detalles


Semana terrible de Tesla que le ha llevado a perder 5.000 millones en bolsa, Elon Musk se lo toma a broma


La noticia

Elon Musk se apunta otro tanto y The Boring Company construirá un transporte de alta velocidad en Chicago

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*