Destacado

Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

Para aquellos que pensaban que Apple y Samsung ya habían terminado sus batallas legales, sentimos decirles que no, aún queda una última. Esta semana han iniciado las comparecencias para la audiencia final que servirá para determinar, nuevamente, cuánto tiene que pagar Samsung por haber copiado el diseño del iPhone, y así poner fin a la vieja demanda de 2011.

Apple, a través de su abogado Bill Lee, se ha mostrado tajante al exigir el pago de 1.000 millones de dólares, mientras que Samsung, por medio del abogado John Quinn, sólo quiere pagar 28 millones. Como vemos, seguimos sin acuerdos y esto apenas comienza... otra vez.

Una laaaaaaaarga batalla que se acerca a su fin

Antes de continuar, hagamos un rápido resumen, ya que entre tanta demanda es fácil perderse. Todo inició en abril de 2011, cuando Apple demandó a Samsung por copiar sus productos. Aquí teníamos una lista de más de veinte dispositivos donde las familias Galaxy S y Tab eran los principales ejemplos. Al inicio todo se centró en cuatro patentes relacionados con el diseño, tanto externo como de interfaz de usuario, así como otras tres patentes que describían el funcionamiento y operación, como gestos y la interacción multitáctil.

En 2012, Samsung fue declarada culpable de haber infringido las patentes y por tanto, habían copiado parte del diseño del iPhone. Ante esto, Samsung había sido condenada a pagar 1052 millones de dólares a Apple por los daños, además de desestimar la demanda en contra de los Galaxy Tab, por lo que todo quedaba entre el Galaxy S y el iPhone.

Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

Obviamente Samsung no estuvo de acuerdo y apeló, por lo que el veredicto tuvo que ser revisado en varias ocasiones. Esto llevó en 2013 a una reducción que quedó en 548 millones, los cuales fueron pagados a Apple en 2015, y de los cuales 399 millones eran sólo por la infracción de patentes de diseño. Samsung nuevamente no estuvo de acuerdo argumentando que se le había ordenado pagar una suma “desproporcionada” por supuestamente copiar el diseño, y apeló ante la Corte Suprema solicitando una reducción en los daños.

La última apelación de Samsung fue exitosa y la Corte Suprema ordenó a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos el volver a determinar la cantidad que Samsung le debe a Apple por la infracción de la patente de diseño.

Teniendo todo esto en mente, es como llegamos a mayo de 2018, que es cuando la última audiencia tendrá lugar para determinar la cantidad de dinero que Samsung tendrá que pagar a Apple. Es decir, Samsung ya ha sido declarada culpable, ahora sólo falta saber cuánto va a pagar por ello.

La batalla final ha comenzado

En resumen, Samsung ofrece 28 millones y Apple quiere que le paguen 1000 millones, una diferencia considerable. Veamos los argumentos de cada uno. Para tener en mente, esta audiencia tendrá que determinar si los daños deberían basarse en el valor total del dispositivo, o si Samsung sólo deberá pagar una cantidad basada únicamente en los elementos que copió. Algo sin duda complicado.

John Quinn, abogado de Samsung, busca limitar los daños a 28 millones pidiendo al jurado que “retrocedan en el tiempo” y vean más allá de 2006, cuando los teléfonos móviles tenían controles deslizables, interfaces de cuadricula y otras características. Es decir, cuando otros teléfonos móviles tenían el aspecto del iPhone, cuando el iPhone aún no existía.

Por lo anterior, Samsung dice que sólo debe pagar una parte del valor de iPhone, ya que las patentes de diseño de Apple no cubren todo el teléfono. En este caso, Apple tendría derecho a obtener ganancias solo por los componentes infractores, y no por todo el teléfono.

Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

Por su parte, Apple está en el lado contrario, creyendo que Samsung debe pagar por las ganancias que obtuvo con el Galaxy S tras copiar al iPhone. Según Apple, Samsung obtuvo 3.300 millones de dólares en ingresos y 1000 millones de ganancias de los millones de teléfonos que infringieron sus patentes de diseño, por lo que sería justo que los surcoreanos paguen esos 1000 millones que “no les corresponden”.

Bill Lee, abogado de Apple, mencionó que “si bien no se trata de una gran cantidad de dinero, Samsung ha infringido (las patentes de Apple) millones, millones y millones de veces”.

Este nuevo juicio inició hoy martes 15 de mayo, después de que ayer se eligió al jurado. En los próximos días veremos pasar a Richard Howarth, director senior del equipo de diseño de Apple, a Susan Kare, quien hablará sobre diseño gráfico de interfaz de usuario, así como a Greg Joswiak, vicepresidente de marketing de productos de Apple, quien fue el primero en testificar esta tarde.

Ejecutivos claves de Apple como Tim Cook y Jony Ive no testificarán para esta audiencia. Por supuesto estaremos atentos a cualquier novedad y finalmente a la resolución final que dará el cierre definitivo a esta larga y dolorosa demanda.

También te recomendamos


BlackBerry demanda a Facebook por infringir sus patentes de mensajería en WhatsApp, Messenger e Instagram


¿Cómo de seguras son las modernas redes Wifi de malla?


El accidente fatal del Model X se complica: Tesla culpa al conductor del accidente mientras la familia se prepara para demandar


La noticia

Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Raúl Álvarez

.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*