Destacado

¿Qué es realmente la piedra filosofal?

Al hablar de la piedra filosofal, lo hacemos de una sustancia alquímica legendaria. Se pensaba que era posible convertir metales como podía ser el plomo en oro, aunque se conocía aún más por la posibilidad de otorgar inmortalidad a todo aquel que la portara. Dicha piedra, hemos podido verla en filmes como Harry Potter, pero esta leyenda de la alquimia, es podría estar cambiando después del descubrimiento de Isaac Newton.

Isaac Newton, la alquimia y la piedra filosofal

Todos sabemos que nunca se pudo crear la piedra filosofal, los alquimistas es una realidad que fueron desapareciendo progresivamente y los reemplazaron por otros científicos, que como Isaac Newton pasó gran parte de su vida al estudio de la alquimia.

No hace mucho se encontró un manuscrito, el cual copiaba parte de un supuesto del proceso de creación de la piedra filosofal. Aquí se hablaba de la creación del mercurio sófico, imprescindible para los alquimistas a la hora de elaborar esta sustancia.

Parece increíble que el llamado “padre de la física moderna”, fuera parte de lo que ahora llamamos pseudociencia. Expertos dicen que Newton tenía interés en que con la alquimia pudiera explicar la composición de la materia.

¿Qué ocurre hoy respecto a la piedra filosofal?

Actualmente hay muy pocas personas que piensan que pueda existir esta piedra. Si en algún momento se pueden transmutar los elementos, seguro que va a ser mediante otros métodos como la tecnología, siendo importante resaltar que encontrar a varios científicos hablando sobre esta piedra no significa que se valide su existencia de alguna forma, pues hay que ver el contexto histórico en el que ocurrió.

Hay que aceptar que en los tiempos que vivimos, la alquimia como decíamos anteriormente es una pseudociencia, pero en los tiempos de Isaac Newton era de lo más respetada. Todo ello hizo que se estudiase, pero si el científico estuviera vivo actualmente, lo más probable es que no hubiese dedicado tanto tiempo a ella.

En la ciencia actual hay personas que mantienen toda clase de creencias de carácter filosófico o religioso que han aportado grandes cosas en su campo, pues no hay que confundir los descubrimientos con otros tipos de creencias sin evidencia. Las afirmaciones se deben conformar individualmente.

Al igual que otros científicos pusieron a prueba las teorías de la gravedad de Newton para validarlas, deberíamos poner a prueba sus afirmaciones, como la creación de la tan famosa piedra filosofal.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*