Destacado

¿Qué es el Valhalla en la mitología nórdica?

El Valhalla era una especie de cielo o paraíso en el que vivían los dioses y donde Odín esperaba para dar una bienvenida con todos los honores. A veces las famosas valquirias con sus deidades, eran las que recogían a los mejores guerreros que caían en batalla y los llevaban al Valhalla. El pueblo vikingo creía en una vida después de la muerte y de hecho esperaban la muerte en la batalla para entrar en el Valhalla.

El Valhalla, un lugar clave para la mitología nórdica

La mitología del norte de Europa nos dice que en el Valhalla los que caían en guerra, luchaban durante el día y al anochecer cerraban sus heridas. Después de ello hacían grandes banquetes con el dios Odín.

Los que morían por muerte natural y las mujeres iban a otro sitio, el llamado submundo o Reino de Hel. Los vikingos tenían en este un lugar lúgubre, en el que las almas vagaban entre lo oscuro.

Los vikingos sobre el universo tenían un pensamiento y es que para ellos era un gran fresno, denominado Yggrasil. En el medio vivían los hombres, las raíces eran el Reino de Hel, donde según la mitología vivían las Nomas, que eran unas mujeres muy mayores, que se encargaban de tejer un tapiz de gran tamaño con los hilos de las vidas de los propios vikingos. Cuando alguien fallecía, cortaban su hilo, algo que, curiosamente, tiene mucho en común con la mitología griega clásica.

 Los ritos fúnebres vikingos

Mucho de los restos encontrados de los vikingos nos hablan de sus ritos funerarios. En las tumbas que se han encontrado, muchas de ellas se encuentran donde estaba asentada la aldea, se han podido encontrar desde animales hasta joyas rica, amen de amuletos y demás pertenencias.

Se ha podido saber que también se practicaban las cremaciones a lo cadáveres, por lo general en una pira. Para los esclavos el lugar de enterramiento era un agujero en la tierra, enterrándose con cuidado para que las no volviesen a molestar.

Otras personas como los artesanos se enteraban con sus objetos de trabajo y las mujeres incluso con su joyería. En el caso de las personas realmente importantes para la sociedad, se depositaban en un barco con sus pertenencias más preciadas e incluso a veces con sus esclavos.

Este barco se empujaba mar adentro y después se incendiaba lanzando flechas de fuego desde tierra. Todos estos ritos nos demuestran que, a pesar de la fama de violentos y bárbaros, los vikingos tenían miedo y estaban preocupados por la muerte, como cualquier persona.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*