Destacado

¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer?

Luego de la publicación reciente de mi artículo ¿Ser Vegetariano o Carnívoro? Tú Decides, un hombre llamado Derek, me escribió a través del formulario de contacto en mi Web para saber qué tan cierta era la afirmación que indica que los vegetarianos tienen más probabilidad de desarrollar cáncer.

Derek se definió a sí mismo como un hombre de 40 años, omnívoro pero con preferencia por los vegetales.

Debido a problemas de digestión, estaba considerando dejar las carnes y comenzar a asumir una dieta totalmente vegetariana.

Al buscar información para realizar el cambio de dieta de la forma más efectiva, leyó un artículo publicado por varios medios en los que afirman que los vegetarianos tienen mayor probabilidad de tener cáncer.

Estos datos los confundieron. “¿No es el consumo de carne un factor de riesgo del cáncer?”, pensó.

Al continuar su investigación, consiguió mi artículo y decidió consultarme al respecto.

Como siempre, me encantaría compartir con ustedes la respuesta que le escribí al amigo Derek sobre el tema.

¿En realidad una dieta vegetariana nos hace más vulnerables al cáncer?

A principios del año pasado, muchos medios replicaron una noticia sorprendente.

Al parecer, según investigadores de la Universidad de Cornell en Estados Unidos, una dieta vegetariana a largo plazo, modifica el ADN, lo que aumenta el riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardíacas.

Esto causó sensación y muchísimos medios repitieron los mismos titulares en diversos idiomas.

De acuerdo a las notas de prensa, los integrantes de pueblos con tradición vegetariana, habían desarrollado una mutación para facilitar la absorción de ácidos grasos vitales para los procesos orgánicos.

¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer?

Estos ácidos grasos están, normalmente, en productos de origen animal.

Debido a que se requería un mayor proceso digestivo y metabólico para absorberlos de plantas, se había producido una mutación genética con el tiempo.

El problema, siguen los artículos, es que esta mutación favorece la producción de un ácido llamado “araquidónico”.

Sé que tiene un nombre extraño. Lo importante es saber que esa sustancia está relacionada con el cáncer y la enfermedad inflamatoria.

Pero esto no es todo. En los artículos se expresa que la mutación del ADN dificulta la producción de Omega-3.

Como imaginarás, fue una noticia que impactó fuertemente en el mundo científico, médico y nutricional.

Pero… ¿en realidad es así como lo difundieron?

La verdad sobre las investigaciones científicas

Algo que resalté en mi artículo sobre ser vegetariano u omnívoro es que las investigaciones científicas no son infalibles.

Pueden fallar y de hecho muchas tienen errores de diseño y de aplicación.

También es posible que, durante un período de tiempo, esa investigación pueda replicarse y obtener los mismos resultados.

Pero, al pasar el tiempo, surgen nuevos conocimientos que dejan obsoletas investigaciones anteriores o que la contradicen de forma directa.

¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer?

En ese artículo puse de ejemplo el huevo. Hasta la primera mitad del siglo 20, se consideraba el huevo un alimento nutritivo.

Después de la segunda mitad de ese siglo, se realizaron investigaciones sobre este alimento.

Según esos resultados, el huevo era dañino y potencialmente peligroso para la salud por su contenido de colesterol.

Medios de todo el mundo replicaron esa información y la comunidad científica y médica asumió que en realidad era dañino.

Ya en el siglo 21, nuevos estudios determinaron que era en realidad, no solo NO era malo, sino que era un súper alimento.

Por otra parte, los estudios requieren dinero para efectuarse debido a los gastos que requieren, por lo tanto son financiados por ciertos grupos y, precisamente, los intereses de esos grupos pueden influir en los resultados.

Como ves, cuando leas resultados de estudios en Internet, es importante que lo leas con criterio y busques otras investigaciones.

Falta de un periodismo científico

Los medios no siempre tienen periodistas especializados en temas científicos.

La consecuencia es que, muchos de ellos mal interpretan o tergiversan los resultados.

Quizá, muchos lo hacen por desconocimiento. Pero, otros, solo buscan “viralizar” noticias para tener más lectores con temas polémicos.

Al parecer, alguno de los dos casos fue lo que ocurrió con la investigación de la Universidad de Cornell.

Uno de los coautores de esa investigación lamentó la manipulación que se realizó sobre los resultados.

Kaixiong Ye, doctor en Biología de esta universidad explicó que los verdaderos resultados son contrarios a los que se difundieron.

Resulta que descubrieron que las personas tradicionalmente vegetarianas desarrollaron una variación genética que les permite sintetizar ácidos grasos omega-3 y omega-6.

No hablamos de una persona que decidió eliminar las carnes de su dieta. Sino de pueblos con una milenaria costumbre vegetariana.

Generaciones y generaciones con una dieta exclusiva de frutas, hojas y semillas.

Es decir, que aquellas personas con antepasados vegetarianos, deberían continuar esa misma dieta.

Entre estos antepasados están muchos pueblos asiáticos.

En cambio, aquellos que sus antepasados fueron carnívoros, casi todos los descendientes de europeos, deben considerar agregar a sus dietas alimentos ricos en ácidos grasos para compensar la carencia al rechazar las carnes.

Entonces ¿la dieta vegetariana protege contra el cáncer?

La respuesta sencilla es SÍ. Los vegetarianos tiene MENOS probabilidad de desarrollar cáncer. Pero, recuerda, no solo se trata de no consumir carnes.

La idea es evitar productos que se hacen pasar por “saludables” o “naturales” y en realidad no lo son.

También todos aquellos que son directamente dañinos como los que contienen azúcar, sal, glutamato monosódico, grasas trans, etc.

La mayoría de los estudios observacionales realizados demuestran que las dietas vegetarianas protegen contra el cáncer.

¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer?

En un cálculo modesto, reducen en un 10 a 12 % el riesgo de padecer de tumores cancerosos.

El problema es que se requieren estudios aleatorios a largo plazo para confirmar estos resultados.

Lo positivo es que muchos alimentos y nutrientes específicos de frutas y verduras están relacionados con una reducción de la recurrencia del cáncer.

Por supuesto, a eso se le suma mantener un peso adecuado, hacer actividad física y evitar comidas procesadas.

Por otra parte, otras investigaciones vinculan el exceso de carnes rojas con un mayor riesgo de padecer diversos tipos de cánceres.

Se piensa que la alimentación basada en vegetales y frutas aumentan el consumo de alimentos protectores.

El cáncer y la alimentación

En la actualidad, el cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo.

De hecho, se estima que para el año 2.030 las muertes por cáncer alcanzarán los doce millones de casos.

A pesar de esto, el cáncer puede prevenirse en un 90 a 95% cuando se basa en el estilo de vida.

Por supuesto, también hay tumores vinculados a factores genéticos. Estos son más difíciles de prevenir.

Los hábitos que aumentan el riesgo de cáncer son: el consumo de tabaco,  una dieta inadecuada y el exceso de alcohol.

Otros factores de riesgo son la exposición continúa al sol y a contaminantes, el estrés, la obesidad y la inactividad física.

De todas estas causas, la alimentación es responsable del 30 al 35% de todos los cánceres en Estados Unidos según algunas investigaciones.

Por supuesto, eso depende de cada tipo de cáncer. En el caso de tumores colorrectales y de próstata, la relación con la dieta es de un 70 %.

Si se trata de tumores de mama, endometrio, páncreas y vesícula biliar la vinculación con lo que se come alcanza el 50%.

Si se trata de cáncer de pulmón, vejiga, boca y esófago, la relación cae al 20%.

Diversidad en la alimentación vegetariana

Por este motivo, la alimentación vegetariana adquiere cada vez más importancia como protectora contra el desarrollo de esta enfermedad.

También es necesario determinar cuál de las dietas con base en vegetales es la mejor.

Y es que hay muchos patrones de alimentación vegetariana: algunos incluyen huevos y productos lácteos.

Otros, rechazan todo producto de origen animal aunque no esté relacionado con la muerte del mismo. Leche, por ejemplo.

Esta es conocida como alimentación vegana.

En algunos casos hay dietas que comen pequeñas cantidades de carne de cualquier tipo.

Aunque la cantidad de carne sea muy poca o aunque solo coma ciertos tipos de carnes, no se puede decir que sean dietas vegetarianas.

¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer?

La mayor parte de las evidencias que existen sobre la reducción del riesgo de cáncer se basa en poblaciones cuya dieta está basada en vegetales.

Esta diversidad en los diferentes patrones de dietas vegetarianas dificultan determinar cuál es mejor o la más protectora.

A pesar de ello, cientos de estudios han estudiado los beneficios de consumir frutas, verduras, hojas, semillas y flores.

La gran mayoría de las investigaciones están de acuerdo en que esos alimentos reducen el riesgo de uno o más tipos de cáncer.

Aún así, los investigadores rechazan hacer afirmaciones categóricas respecto a una dieta perfecta contra el cáncer.

Casi siempre recomendarán moderación en el consumo de las carnes y también de algunos vegetales.

Esto se debe a que, efectivamente, hay resultados concluyentes sobre los beneficios de los vegetales y frutas.

Pero de esos estudios surgen nuevas dudas y preguntas que todavía no han sido aclaradas.

Mi recomendación

Anteriormente he explicado que el equilibrio en la alimentación es importantísimo para mantener la salud.

Y así se lo comenté a Derek. También lo felicité por su decisión de consumir vegetales y evitar las carnes.

Y, mucho más, si estas les producen afectaciones a su salud o si le es difícil digerirlas.

Para aquellas personas que deseen mantener una dieta omnívora, en lo posible, eviten las carnes rojas.

Consuman carnes blancas como pescados, que contienen ácidos grasos esenciales para el organismo.

Además, aumenten el consumo de alimentos protectores como hojas verdes, frutas, semillas, leguminosas.

Para llevar a cabo esta recomendación, puedes tener una agenda de tus comidas diarias.

Procura que en la mayoría de los platos haya variedad de vegetales y verduras y sólo en algunas comidas particulares y de manera esporádica agregas alimentos provenientes de animales.

Si, como Derek, quieres eliminar todo tipo de carne de tu dieta, planifica muy bien incluir todos los nutrientes.

Pregunta a tu nutricionista la mejor forma de hacerlo, para que no dejes de comer nutrientes esenciales que se encuentran en mayor nivel en carnes y productos provenientes de alimentos.

“Si te ha gustado este artículo y tienes un interés sincero en aprender cómo puedes vivir más sano, me gustaría regalarte una copia de mi último libro #Yo Puedo con la Dra Cocó.

Pulsa Aquí para tu E-book Gratis, llegará a tu email en unos momentos.

 

Referencias:

 

The post ¿Los Vegetarianos Padecen Menos De Cáncer? appeared first on Dra. Cocó.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*