Destacado

Historia y propiedades del cristal de murano

Uno de los cristales más famosos que existen es el cristal de Murano. Se le reconoce a nivel mundial por ser un elemento que llega a irradiar una belleza única y que se usa para varias finalidades sin que pierda su gran atractivo. Se produjo por vez primera hace más de diez siglos y su lugar de origen es la población italiana que le dio su nombre, Murano. Esta localidad está situada al noroeste de Venecia.

El cristal de Murano cuenta con una dilatada historia

En Murano se fabrica el cristal más grandes del mundo, que comenzó a realizarse entre los siglos 8 y 9. Hablamos de uno de los materiales con mayor fama del mundo, pues fue realizado totalmente a mano, reflejando lo que puede hacerse gracias a ese maravilloso arte consistente en soplar vidrio.

Las piezas resultantes son irrepetibles, ya que la técnica de soplado que requiere es lo que las hacen tan especial y únicas. Cuando hablamos del cristal de Murano, aparece un tópico sobre el que hay bastante controversia sobre las diferencias existentes entre el vidrio y el cristal, puesto que muchas veces se emplean estos términos como sinónimos.

Realmente el cristal lo encontramos en la naturaleza y el vidrio es el resultado de la fusión de elementos como son la caliza, el sílice o el carbonato. El vidrio es un material de carácter inorgánico y que se realiza artificialmente, lo que le diferencia del cristal que tiene forme homogénea y tiene una estructural interna muy bien ordenada, la cual  le da el aspecto tan especial que tiene.

Podemos decir que hay una multitud de joyas que se realizan sobre el cristal de Murano en muchos tipos, tanto de formas como de diseños. Se pueden encontrar pendientes, colgantes, collares, pulseras, perlas y todas ellas con el mismo material en común y ese toque que le ha hecho mundialmente conocido como es el de este cristal italiano.

Sobre los colores y tonalidades, podemos encontrarlos desde en los tonos más sólidos y simples hasta en piedras multicolores. Si hablamos de la joyería realizada con la base del cristal de Murano, hay que pensar que son piezas únicas y realizadas artesanalmente, por lo que es imposible que encontremos dos piezas exactamente iguales.

En caso de que optemos por este cristal para usarlo en nuestros accesorios, hay que pensar en que vamos a contar con una pieza irrepetible y única. Un auténtico lujo este cristal tan afamado.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*