Destacado

¡Triste realidad! Luis Miguel recae, muestra su peor versión y sale ebrio a show

                                        

La resurrección duró siete meses. “Con varias copas encima, se presenta Luis Miguel en Toluca”, destacaba el titular de Sé Uno Noticias de la capital del Estado de México.

 Esto un día después de que el cantante ofreciera un concierto más ante un público que se dio cita puntualmente en el estadio de beisbol Toluca 80, y que tuvo que esperar dos horas para que comenzara su presentación, la cual dejó mucho qué desear. 

Una vez más, El Sol no pudo dar las notas altas. En diversos videos de redes sociales destaca la misma dinámica que realizó el pasado 4 de octubre en el Auditorio Nacional: la voz de sus fans se hacía protagonista de cada canción, pues él prefería dejarles el micrófono para cantar.
UNA VEZ MÁS, ¿COMIENZA LA DERIVA?
El pasado 21 de febrero, Luis Miguel regresó a los escenarios después de una pausa plagada de demandas y adicciones. Volvía para dejar huella en el público y la prensa mexicana; era alguien diferente, el inalcanzable se había quedado atrás. 

Días antes se daba unos minutos para bajar el vidrio de su camioneta e incluso abrir la puerta para saludar a los reporteros, y en el escenario, sus seguidoras agradecían el tiempo de espera, pues el bronceado perfecto que lo distingue, un tupé visiblemente acomodado gracias al injerto en su cabellera y un traje de noche alineado bastaban para volverlas a enamorar.

 El impulso que le había dado la serie de su vida cumplió su objetivo y renació, pero lamentablemente todo indica que la caída comienza una vez más, pues dos de sus recientes presentaciones (CDMX y Toluca) se han convertido en las peores de su regreso.

 Además, canceló una fecha en Morelia (6 de octubre) por irse a su amado Acapulco a revivir su juventud entre mujeres y alcohol. Al cantante le quedan cerca de 30 fechas para cerrar el año, ¿se dará la media vuelta?


Fuente  Externa .

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*