Destacado

Día de la Almudena 2018: ¿Por qué se celebra el 9 de noviembre?

Todos los 9 de noviembre los madrileños homenajean con actos religiosos a la Virgen de La Almudena y veneran su imagen, la que llevan en procesión hasta la catedral que lleva su nombre. La imagen de Nuestra Señora de la Almudena es una talla de madera, muy pequeña, que sostiene en sus brazos a un niño.

El nombre Almudena proviene del árabe Al Mudayna y significa “La Ciudadela”. Existe una versión que afirma que en el año 712 y antes de que Madrid fuera tomada por los árabes, los habitantes de la ciudad escondieron y tapiaron una imagen de la Virgen en una de sus murallas para preservarla del ataque de los musulmanes.

Siglos más tarde, cuando el Rey Alfonso VI reconquista la ciudad, se comenzó la búsqueda de la imagen escondida. Tras muchos días de oraciones y durante una procesión que pasaba por el lugar, un fragmento de la muralla se derrumbó y apareció la imagen de la virgen intacta.

Fue trasladada entonces hasta la Iglesia de Santa María y a partir de ese momento, los madrileños empezaron a llamarla Virgen de la Almudena. Permaneció varios siglos allí hasta que la iglesia fue demolida y es cuando se vuelve a trasladar al Convento de las Bernardas.

En el año 1911 se realiza su último traslado hasta la Catedral de la Almudena, que es en donde se encuentra actualmente.

La Virgen de Almudena es mencionada en escritos que datan del Siglo XVII aunque no fue hasta el año 1948 que se realiza el Acto Oficial de la coronación como patrona de Madrid todos los 9 de noviembre.

La celebración del 9 de noviembre

Todos los 9 de noviembre, a las 11 de la mañana, se celebra una misa en la Catedral de la Almudena  y por la tarde se realizan ofrendas especiales reservadas a todas aquellas mujeres que lleven el nombre de Almudena. Los fieles adornan a su Virgen con rosas blancas y amarillas y la acompañan en procesión por las calles del casco histórico de Madrid hasta finalizar en la Catedral.

Esta procesión es acompañada por asociaciones de las casas regionales, por caballeros de diferentes órdenes militares, por seminaristas, sacerdotes, por la corporación municipal, por distintas autoridades y por la banda municipal de música.

Es costumbre, todos los 9 de noviembre, que los pasteleros de Madrid hagan la “Corona de la Almudena“, un pastel en forma de roscón a base de mantequilla y azahar en honor de su patrona.

Los madrileños se visten con ropas típicas y disfrutan de una jornada puramente castiza en conmemoración a la Virgen, se pasean por la Plaza Mayor y las familias y amigos almuerzan en las tascas y en los bares típicos de la zona.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*