Destacado

Qué es la degradación ambiental

Qué es la degradación ambiental

Se denomina degradación ambiental a los procesos mediante los cuales el entorno natural se ve comprometido y se reduce la diversidad biológica o la salud del medio.

Estos procesos de degradación pueden ser de origen natural o causados por el hombre que, con sus acciones, acelera los procesos naturales, como la extinción de recursos.

La degradación ambiental

Muchas organizaciones internacionales reconocen la degradación ambiental como uno de los principales ataques que sufre el planeta. Son variadas las maneras en las que el medio se puede ver degradado. Un clásico ejemplo es la explotación de recursos hasta su agotamiento.

El agua, la tierra misma, los minerales o el petróleo son recursos susceptibles de agotamiento por el uso excesivo o abuso en su utilización.

Las presiones que ejercen las actividades de las plantas y animales en determinado hábitat pueden también contribuir al agotamiento de los recursos de esa zona. Pero los hábitats naturales suelen mantener un equilibrio entre los recursos existentes y la vida que puede soportar.

Otra de las causas más importantes de la degradación ambiental es la contaminación. Cuando el entorno alcanza altos niveles de contaminación, las sustancias tóxicas que afectan a la salud de todos los habitantes, incluyendo al ser humano, aumentan su concentración.

Esta contaminación puede estar generada por diversas fuentes, como puede ser la emisión de gases de vehículos y fábricas, el vertido de sustancias químicas en ríos y arroyos, los pesticidas o los abonos agrícolas, entre otros tantos.

En algunos casos, la contaminación generada puede ser revertida mediante costosas y complicadas medidas de protección ambiental, pero en la mayoría de los casos, es la propia naturaleza quien tiene que hacer frente a la contaminación por sí sola, y esto puede llevar décadas e incluso siglos.

Situaciones comunes y aceptadas pueden causar un impacto a menudo infravalorado. Las talas de árboles, la erosión o el desarrollo insostenible son también formas de degradación ambiental.

Por ejemplo, las explotaciones agrícolas intensivas despojan al suelo de la capa de tierra fértil y lo dejan con una altísima concentración de sustancias que impiden el crecimiento de vegetación natural. Evidentemente, el suelo sin vegetación es mucho más susceptible a la erosión.

La degradación ambiental es un problema no solamente natural y social, sino que es también un problema legal, sobre todo para quienes son responsables de la limpieza de los contaminantes que se vierten y al mismo tiempo tienen la obligación de tomar las medidas adecuadas para revertir los efectos provocados.

Source link