Destacado

La primera mujer embajadora de la historia

La primera mujer embajadora de la historia

La primera mujer embajadora en el mundo fue Aleksandra Mijáilovna Kolontái (1872-1952), una política rusa marxista que fue además la primera mujer que ocupó un cargo en el gobierno de un país.

Fue una escritora revolucionaria, luchadora por los derechos de las mujeres y muy unida al movimiento sindical, que se opuso a la guerra y trabajó activamente por ello junto con los bolcheviques.

Historia de la primera mujer embajadora

Aleksandra Mijáilovna (Shura) era miembro de una aristocrática familia rusa de origen ucraniano. Su padre era un general al servicio del zar, y su madre era la hija de una acaudalada familia de fineses. Fue su padre quien inculcó en la joven su interés por la historia y la política.

Contrajo matrimonio con Vladímir Lúdvigovich Kolontái, pero en 1896 lo abandonó y viajó a Suiza para estudiar. Afiliada al Partido Obrero Socialdemócrata Ruso desde 1899, Aleksandra participó de los sucesos revolucionarios de 1905 y se convirtió en escritora, publicando “Finlandia y el socialismo”, en donde alentaba a los finlandeses a sublevarse contra la ocupación de Rusia, artículo que la obligaría a exiliarse.

Aleksandra Mijáilovna Kolontái viajó así por toda Europa e hizo contacto con socialistas de muy diversos países. En junio de 1915, se unió a los bolcheviques y viajó a varios países haciendo una campaña contra la guerra, debido a sus motivaciones imperialistas al servicio de la clase dominante.

Los sucesos que anticiparon la Revolución de Octubre obligaron a Kolontái a volver a su país, donde fue elegida miembro del Comité Ejecutivo del Sóviet de Petrogrado y luego miembro del Comité Central del Partido donde dio su voto a favor de la toma del Palacio de Invierno para construir el estado obrero.

Tras la victoria de la insurrección, fue elegida en la Asistencia Pública en el gobierno del Sovnarkom como Comisaria del Pueblo, donde trabajó activamente por los derechos de las mujeres y en 1921 se unió a la Oposición Obrera, una nueva corriente del Partido Comunista nacida en los sindicatos.

En 1922 pasó al servicio diplomático y fue la tercera mujer de la historia en ocupar cargos diplomáticos relevantes. Fue enviada a una misión comercial Noruega, cuando Noruega y Rusia restablecían relaciones diplomáticas en 1924, fue nombrada ministra plenipotenciaria, viajó a México con ese cargo y luego se trasladó a Suecia, en donde fue la primera mujer embajadora de la historia en 1943 y en donde permaneció hasta 1945.

Aleksandra Mijáilovna Kolontái fue además  miembro de la delegación soviética en la Sociedad de Naciones. No solo se le considera una gran escritora, sino también una mujer que logró grandes avances en su tiempo en cuanto a la mejora de los derechos de las mujeres en el mundo.

Source link