Destacado

6 curiosidades de los loros

6 curiosidades de los loros

De diversos colores, picos enormes y la característica de que pueden llegar a repetir lo que nosotros. Son las cosas que conocemos de los loros.

Aunque los loros típicos son numerosos, encontramos también especies de la misma familia, tales como las cacatúas y los loros de Nueva Zelanda, que también están en otros lugares del mundo. Te mostramos 6 curiosidades de los loros.

Qué características presentan

Uno de sus signos es su pico curvado, vuelan bien y son capaces de agarrarse a las ramas de los árboles y trepar por ellas con destreza. Mientras que, como hemos señalado anteriormente, presentan un color bastante identificativo lleno de vida.

Si bien el color predominante del plumaje es el verde, este se mezcla con el rojo, azul, amarillo y otros tonos.

Por qué llegan a imitarnos

De todos es sabido que los loros acaban imitando muchos de los sonidos que oyen. Al vivir en bandadas, suelen imitan los cantos para comunicarse entre ellos. Ahora bien, están los loros domesticados que imitan los sonidos humanos para socializar y acaban siendo un miembro más de la familia.

Comen con sus patas

Es un dato bastante curioso porque una gran parte de las especies no pueden hacerlo pero los loros pueden utilizar sus patas para comer, ya que se llevan el alimento a la boca.

Son omnívoros

La gran parte de los loros son omnívoros. Esto quiere decir que comen un poco de todo, semillas, algunos frutos secos, insectos y carne. Si tienes un loro entonces es mejor que vayas al veterinario para saber qué deben comer y no se malacostumbren con lo que tenemos en casa.

Cuál es su hábitat

Los loros habitan en zonas tropicales y subtropicales. Pero a diferencia de otras especies, se pueden adaptar a diversos países climas, así los vemos en Australia, Asia, América del Sur y África. Lo que se sabe es que una gran parte provienen de Australia y Sudamérica.

En casa

No siempre es fácil convivir con un loro, pero son aves sociables y se adaptan a diversos ámbitos como hemos comentado anteriormente. Suelen vivir  en jaulas o pajareras, pero deben ser bastante grandes para que se puedan mover bien. Luego se pueden dejar volar por casa, si bien debemos educarles antes para que puedan vivir junto a los humanos.

 

Source link