Destacado

Curiosidades sobre el colibrí

El Colibrí pertenece al género de las aves apodiformes que pertenece a la subfamilia de los troquilinos. Su aspecto pequeño y gran velocidad de vuelo hacen que sea la única ave que puede planear en su vuelo. Se las considera las aves más pequeñas del mundo. Su origen está en América Central, pero es posible encontrarla en más zonas. Vamos a conocer una serie de curiosidades de este animal.

Las alas del colibrí

Estos animales también se les llama zunzunes por el zumbido tan característico que hacen sus alas mientras vuelan. Su movimiento arriba y abajo tiene una candencia aproximada del orden de 70 veces por segundo.

Los colibríes y las flores

Necesitan las flores, lo mismo que ellas de los colibríes para sobrevivir. Las flores proveen el néctar, alimento por excelencia de estas aves y ellas también contribuyen a la polinización de las flores, lo que hace posible su reproducción.

Tanto la lengua como el pico de los colibríes están adaptados a la alimentación de las flores. Las lenguas tienen forma de “W” para colaborar a “libar” el néctar, por lo que sus picos largos hacen que obtengan de forma sencilla éste de la profundidad de las flores.

Los Colores del colibrí

En cuanto al plumaje de los colibríes, en tres de sus cuatro especies, el verde es el principal. Los machos cuentan con una mancha violeta/azul debajo del ojo y detrás del oído, donde además tienen un parche brillante sobre la garganta.

El plumaje de las hembras es parecido al de los machos, pero los parches del oído y de la garganta son de menor tamaño. Las plumas se levantan cuando se excitan, lo que puede en ciertas ocasiones darle una imagen más brillante. Sus plumas son iridiscentes, reflejando fácilmente la luz, por lo que muchas personas suelen asociarles con las hadas o la lluvia.

Costumbres alimenticias del colibrí

Aunque son aves pequeñas, comen mucho, pudiendo visitar más de 1000 flores en un solo día para buscar alimento. Pueden comer hasta 60 veces diarias para reponer la gran cantidad de energía que usan en el vuelo. Sus pequeños cuerpos digieren los alimentos con facilidad y rapidez, todo ello para obtener los niveles de energía que necesitan.

En ocasiones, comen insectos pequeños, pero ellos prefieren el néctar. En América del Norte, por ejemplo, algunas migraciones comen mucho más de lo normal, lo que hace posible que vuelen de manera continua hasta México o Centroamérica.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*