Destacado

OPINION- Leonel Fernández: la estatura de un líder irreductible

Hay quienes no se explican la vigorosidad de la renovación política y el resurgimiento de quien algunos creían liquidado hasta en su propia organización. Los que se apresuraron a cavar su tumba no entienden la rapidez de su recuperación. Aunque no podría decirse del presidente del Partido de la Liberación Dominicana que ha resurgido de sus cenizas como en la leyenda del Ave Fénix, puesto que nunca su incólume posición de líder natural de esa organización ha sido reducida al polvo.

A pesar de las brutales e inmisericordes andanadas de ataque que ha debido soportar a lo largo del trayecto desde que abandonó el poder, Leonel Fernández, se ha mantenido como el pugilista estilista que esquiva los golpes, esperando con paciencia e inteligencia el momento preciso para ripostar y decidir la pelea por nocaut.

El haber asimilado y absorbido los golpes arteros como una pedrada, manteniéndose firmemente de pie, es de por sí un triunfo. El haber mantenido la reciedumbre moral y espiritual frente a  quienes mordieron salvaje y traicioneramente las manos que les dieron de comer,  sin sucumbir a la calumnia y a las diatribas vocingleras, es una victoria.

La grandeza de un hombre no se mide por la temeridad de chocar frontalmente con el más poderoso que no escatimas medios para apisonarte como un rodillo, sino por su entereza, habilidad y sabiduría para enfrentarse a las dificultades y sobrevivir con dignidad a los intentos de homicidio moral.

La valentía política no es equivalente al suicidio de ir de frente contra quienes poseen el oro corruptor que compra fidelidades y lealtades pasajeras, pero que no compra el liderazgo real y auténtico de un hombre que se ha sembrado en la psiquis profunda de la conciencia de las bases partidarias.

Como ha podido resistir todos los rounds sin ser derribado, ahora buscan propinarle golpes bajos como el que amenaza asestarle el expresidente Hipólito Mejía con su revelación de que diría cosas feas nunca antes sabidas sobre Leonel Fernández. Esto refleja la desesperación  de quienes ya se le agotaron los recursos para demoler la sólida posición interna y externa del presidente del PLD y ahora se ven obligados a recurrir a las bajezas más sucias e impías.

Pero todo eso es una muestra de que la candidatura presidencial de Leonel Fernández cabalga indetenible montada en el lomo de una militancia peledeísta que se ha resistido a abandonar a su líder y que dice como en el Quijote de la Mancha: “Sancho, si los perros ladran es señal de que avanzamos”.

Por eso los ladridos de la jauría de políticos y personajes que le hacen coro al Gobierno, les son indiferentes a un hombre que como Leonel no se dejará arrastrar hacia el pantano en que pretenden librar la lucha política, porque Fernández está por encima de la mañosería y de todas las malas artes de las trampas.

Conviene recordar a Hipólito Mejía,  que Leonel se levantó en el 2004 como la negación y la corrección de su desastrosa gestión del 2000 hasta el 2004, la cual sepultó por varios cuatrienios y marcó como una insignia maldita las aspiraciones de su partido de volver al poder.

En vez de definir su candidatura en oposición a su real contrincante interno que se levanta como una barrera infranqueable para sus aspiraciones, Hipólito ha decidido actuar como simple mandadero del sector peledeísta en el poder que ya siente la atribulación del llanto y el crujir de dientes ante la derrota segura.

Y para muestra un botón reciente: según la encuestadora Latin Insights, Leonel Fernández Reyna, se mantiene al frente de la intención de votos con miras a las elecciones de 2020, superando a los candidatos del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader e Hipólito Mejía.

Así como los ríos desbordados vuelven y recuperan sus cauces originales, en la concentración  multitudinaria que encabezará  Leonel Fernández en el Distrito Nacional el próximo 26 de agosto, quedará demostrada una vez más la fuerza irrefrenable de la corriente leonelista.

Concorde con esta realidad incontrastable, la Unidad de Inteligencia de la prestigiosa revista internacional The Economist afirmó que el presidente del PLD ocupará la Primera Magistratura de la nación. Los que tenga oídos que oigan y los que tengan ojos que vean.

Lo que dijo la citada revista es simplemente la comprobación de lo que dicen las más recientes encuestas que demuestran que Leonel Fernández será el próximo presidente del país y que también será el capitán y guía de las masas peledeistas que han sido orilladas por la desatención y la indiferencia gubernamental.

Y es que no podría ser de otra manera, porque estamos ante un estadista experimentado y probado, con gran capacidad intelectual para comprender nuestros problemas, buscarle solución y desencallar la nave nacional para llevarla otra vez al puerto seguro del progreso y el desarrollo.

El doctor Leonel Fernández Reyna ha logrado crear un liderazgo sólido no sólo dentro de su partido, sino en el mismo corazón del pueblo, de donde nadie ni nada lo podrá sacar y que hoy lo pide y lo aclama como el próximo presidente de la nación.

 

La entrada OPINION- Leonel Fernández: la estatura de un líder irreductible se publicó primero en AlMomento.net.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*