Destacado

Un pescador rescata a un bebé de 18 meses que flotaba en el océano: “Pensé que era una muñeca”

20MINUTOS.ES

Un pescador ha rescatado en Nueva Zelanda, en la playa Matata, a un bebé de 18 meses cuando estaba a la deriva en mitad del mar. El pequeño Malachi Reeve se escapó de la tienda de campaña mientras sus padres dormían y se metió en las aguas del océano.

Cuando su rescatador, Gus Hutt, vio al bebé en medio del océano creyó que se trataba de “una muñeca”. Según narró al portal digital neozelandés Whakatane Beacon, el rastro de Reeve se parecía a la porcelana con su pelo corto humedecido, pero luego cuando el pequeño soltó un chillido, pensó: “Dios mío, esto es un bebé y está vivo”.

Los hechos ocurrieron el 26 de octubre, aproximadamente, a las 7:00 de la mañana, cuando sus padres Jessica Anne White y Joshua Zane Reeve acampaban en Murphy, el bebé abrió la cremallera de la tienda, sin despertarlos y se aventuró hacia el mar.

“Tuvo mucha suerte, pero no estaba destinado a ir, no era su momento”, aseguró el Hutt, que si hubiera llegado más tarde, habría acabado en un final trágico.”Estaba flotando a un ritmo constante con una rasgadura en el agua. Si no hubiera estado allí, o si hubiera estado un minuto después, no lo habría visto“.

Tras el encuentro con su hijo, la madre de Malachi, señaló que fue “horrible” saber por lo que tuvo que pasar su pequeño. Luego agregó que aunque el momento fue “aterrador” se alegró porque él respiraba y estaba vivo. “Oh Dios, fue increíble verlo. Le di un gran abrazo”.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*