Destacado

La crisis climática ya preocupa a los europeos más que el terrorismo internacional

AGENCIAS

  • El 89% de españoles lo considera un problema «extremadamente serio» (el 79% de media europea).
  • Los problemas más importantes son pobreza, hambre y falta de agua potable, según el Eurobarómetro.

jóvenes manifiestan cambio climático

El cambio climático, mejor llamado crisis climática, se ha convertido en el segundo problema más importante al que se enfrenta el mundo desde el punto de vista de los europeos, de forma que la crisis climática supera ya al terrorismo internacional como preocupación global en la Unión Europea, según el último Eurobarómetro.

El 23% del conjunto de los europeos -y el 18 % de los españoles- sitúa la crisis climática como segunda preocupación internacional, por delante del terrorismo (15% de europeos, 7% de españoles), con datos de abril de 2019.En una encuesta similar de marzo de 2017, el 24% de los europeos se decía preocupado por el terrorismo (segunda posición) y sólo el 15% por el cambio climático (tercera posición).

Los españoles parecen los más preocupados. En concreto, un 89% de los ciudadanos españoles califica el cambio climático de problema «extremadamente serio», un porcentaje que sólo es superior en Malta (92%) y Grecia (90%). Por contra, en Letonia y Estonia (59%) y en Rumanía (66%) fueron registradas las tasas más bajas. La media de la Unión Europea se sitúa en el 79%.

En el Eurobarómetro ocupa el primer lugar de la lista de problemas más importantes la pobreza, el hambre y la falta de agua potable, señalado por el 45% de los españoles y por el 27% del conjunto de los europeos.

En cuarta posición se sitúa la situación económica, citada por el 16% de los españoles y por el 12% de los europeos en general, seguida de los conflictos armados (7 y 8%, respectivamente) y del aumento de la población mundial (7 y 2%, respectivamente).

Medidas contra el cambio climático

Un 79% de los encuestados españoles afirman haber tomado medidas para combatir el cambio climático en los últimos seis meses, una proporción que es casi veinte puntos superior a la media europea (60%).

Las acciones más citadas en este ámbito por los españoles son reducir sus residuos y separarlos para impulsar el reciclaje ( 84%), reducir el consumo de artículos de un solo uso como bolsas de plástico (59%), tener en cuenta el consumo de energía de electrodomésticos en sus decisiones de compra (38%) o utilizar alternativas ecológicas al uso del coche particular (31%).

Un 68% de los encuestados españoles está completamente de acuerdo con dar más apoyo público a la transición hacia energías limpias incluso si esto significa reducir los subsidios a los combustibles fósiles, mientras que un 55% piensa que adaptarse a las consecuencias negativas del cambio climático puede tener resultados positivos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.