Destacado

Greenpeace denuncia talas ilegales a gran escala en Borneo que ponen en peligro a los orangutanes

LARA MONTOTO

Ejemplar de orangután de Borneo macho

Las amenazas para el orangután de Borneo no cesan. Greenpeace Internacional ha sacado a la luz las operaciones de tala ilegal a gran escala que se están produciendo en la Isla de Borneo, uno de los últimos bastiones de estos orangutanes, que se encuentran en peligro crítico de extinción.

En total han localizado seis asentamientos ilegales en los que se practica la tala ilegal que amenaza a más de mil orangutanes. Operan fundamentalmente durante las horas de oscuridad, incluso en árboles que albergan los nidos de los simios. Al amanecer trasportan la madera en camiones hasta los aserraderos y tiendas de muebles de Ketapang, una provincia situada en la zona occidental de la isla.

La zona donde se están llevando a cabo las talas ilegales está ubicada en la concesión de la empresa PT Moharison Pawan Khatulistiwa (MPK). No está claro si MPK es la responsable de la práctica ilegal o si se trata de terceros que aprovechan las carreteras que la compañía ha construido.

El gobierno indonesio aprobó en 2015 los planes de tala de la empresa MPK, concediéndole una superficie de 48.000 hectáreas que abarcaba áreas de turberas -un tipo de humedal ácido en el cual se ha acumulado materia orgánica en forma de turba, que contiene altos contenidos de carbono-, protegidas por la legislación. En el mismo año se registraron 7.965 incendios en ese espacio y en los alrededores, una de las técnicas que se utilizan para deforestar. Estas quemas alcanzaron a las turberas, que liberaron el carbono que contenían, expulsándolo hacia la atmósfera en forma de gases efecto invernadero.

Ante la situación el ministro de Medio Ambiente y Silvicultura ordenó a la compañía que detuviese sus operaciones, pero las exigencias todavía no se han ejecutado y la maquinaria pesada continúa en la zona.

En los últimos 16 años la población de orangutanes de Borneo ha perdido a 100.000 animales. La daños ocasionados a su hábitat, la isla de Borneo (Indonesia), han sido el principal motivo de sus bajas, dejando escenas como la recogida en este vídeo en 2013:

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*