Destacado

El Senado argentino rechaza la despenalización del aborto

EFE

  • La norma a debate establecía permitir la interrupción del embarazo dentro de las primeras 14 semanas.

El Senado de Argentina rechazó finalmente sancionar un proyecto de ley que buscaba despenalizar el aborto hasta el cumplimiento de la semana 14 de gestación.

Si bien el texto de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo ya había sido aprobado el 14 de junio por la Cámara de Diputados, no logró pasar ahora la última y definitiva fase parlamentaria en la de Senadores, al haber recibido 31 votos a favor, 38 en contra y dos abstenciones, de un total de 72 escaños. Los resultados salieron tal cual estaban previstos, para desgracia de las decenas de miles de personas que se habían manifestado en favor de la despenalización.

El proyecto, que despenalizaba cualquier aborto hasta la semana 14 de gestación -y no solo en los actuales supuestos por violación y peligro de salud de la madre-, generó fuertes divisiones tanto en el seno del oficialismo como en la oposición, por lo que ya se adelantaba un final incierto, en un debate que se alargó 16 horas.

Por haber sido finalmente rechazada, la iniciativa no podrá ser presentada nuevamente para su tratamiento parlamentario hasta el próximo año.

“Que nadie se deje llevar por la cultura de la derrota. Bravo, chicas, ustedes han levantado alto el honor y la dignidad de las mujeres argentinas”, dijo en su intervención Fernando ‘Pino’ Solanas, senador de Proyecto Sur.

Si bien el proyecto no ha prosperado, muchos de los legisladores valoraron que esta haya sido la primera vez que la iniciativa de aprobar el aborto llega tan lejos: hasta seis veces se había llegado a presentar en el Congreso, pero ni siquiera se llegó a debatir.

Pañuelos verdes contra pañuelos celestes

El aborto es siempre una tragedia, lo que hace es sumarle a la mujer una nueva herida más. (…) Legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado”, remarcó la legisladora Silvia Elías de Pérez, de la Unión Cívica Radical, que integra el bloque gobernante Cambiemos.

En el exterior del Congreso y en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, durante todo el día se concentraron miles de personas a favor de la norma (con pañuelos verdes) y en contra (celestes), tras varios meses de una gran actividad de ambas partes para defender sus posturas.

Tras la sesión, en plena madrugada, se registraron pequeños incidentes en la salida de las multitudes congregadas. La decepción y las lágrimas afloraron en aquellas mujeres que se habían reunido allí con la ilusión de su sueño prosperara, pero no pudo ser, al menos de momento.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*