Destacado

El cardenal Pell apela por irregularidades su culpabilidad en un caso de pederastia

EFE

Imputado por presunta pederastia

El cardenal australiano George Pell, exjefe de las Finanzas del Vaticano, apeló el veredicto que lo declaró culpable de cinco cargos de abusos sexuales a menores al alegar irregularidades en el proceso.

El 11 de diciembre, un jurado de un tribunal de Melbourne declaró a Pell culpable de cinco cargos de pederastia, uno por penetración oral, por hechos contra dos niños de 13 años ocurridos en la catedral de St Patrick’s, en la ciudad de Melbourne, en 1996.

La defensa de Pell, quien fue encarcelado este miércoles, señala que la decisión «es poco razonable y no puede apoyarse en la evidencia» dado que ésta no pudo satisfacer al jurado «más allá de toda duda razonable apoyándose únicamente en la palabra del demandante», señala el texto, al que tuvo acceso Efe.

El documento de tres puntos, fechado la semana pasada, también acusa irregularidades en el proceso porque «el acusado no fue procesado en presencia del jurado», como lo requieren varios artículos de la Ley de Procedimiento Penal.

El juez Peter Kidd del Tribunal del estado australiano de Victoria emitirá la sentencia contra Pell el próximo 13 de marzo y podría condenar al jerarca religioso a un máximo de diez años de prisión por cada uno de los cinco cargos.

La revelación del documento de apelación coincide con la difusión de un vídeo de 2016 durante un interrogatorio policial en Roma a Pell, quien se acogió a su derecho de no presentar evidencias durante el proceso judicial contra él celebrado el año pasado.

«Qué montón de basura absoluta y deshonrosa. Completamente falso. Una locura«, comentó entonces Pell, de brazos cruzados cuando le preguntaron si expuso su pene a los menores.

Al ser preguntado por los agentes policiales acerca de la penetración sexual, Pell dijo que «casi no se puede imaginar un lugar que sea más improbable que se cometa delitos de pedofilia que la sacristía de una catedral después de la misa».

Pell fue detenido el 28 de febrero pasado tras una vista de cierre de argumentos que se celebró antes de que sele imponga una condena.

El veredicto de culpabilidad se dio a conocer esta semana después de que el juez levantara la prohibición de informar sobre el caso para que no influyera en otro proceso por presunta pederastia que el prelado habría cometido en la década de 1960 pero que fue sobreseído el martes.

Por su parte, la Congregación para la Doctrina de la Fe, el ex Santo Oficio vaticano, «se ocupará» del caso de Pell en cuanto se conozca su sentencia.

Tras conocerse el veredicto el 27 de febrero, el Vaticano también anunció que Pell ya no ocupa el cargo de prefecto de Economía y que tiene prohibido el ejercicio público del ministerio sacerdotal y el contacto, en cualquier modo y forma, con menores de edad.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.