China reprocha a EE UU, Reino Unido y la UE su «grosera interferencia» en el tema Hong Kong

EUROPA PRESS

Hong Kong

China ha reprochado este martes a Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea (UE) su «grosera interferencia» en los asuntos internos del gigante asiático por sus críticas a la represión de las protestas que tuvieron lugar el lunes en Hong Kong contra el Gobierno de Carrie Lam por la ley de extradición.

«El fuerte descontento y la firme oposición» de China a estos comentarios «exige que los países relevantes cesen inmediatamente las declaraciones equivocadas que socavan la soberanía de China y la prosperidad y estabilidad de Hong Kong», ha dicho la oficina del Gobierno de Pekín para la ex colonia británica.

Las autoridades chinas han acusado a estos países de «confundir deliberadamente las marchas pacíficas con las acciones violentas», acusándoles de tener «una ceguera selectiva«.

«Cuando hay grandes manifestaciones en esos países, la Policía no duda en usar (…) cañones de agua, gases lacrimógenos, balas de goma y hacer detenciones. Entonces, ¿por qué son tan tolerantes con las acciones violentas en Hong Kong?», han añadido.

China ha calificado de «milicianos extremistas» a los manifestantes que irrumpieron en la Asamblea Legislativa de Hong Kong «de forma extremadamente violenta», en lo que ha reconocido que es «un desafío abierto al principio de ‘un país, dos sistemas'».

Para Pekín, el «doble estándar» y los «ulteriores motivos» que esconden las declaraciones de Estados Unidos, Reino Unido y la UE han quedado claros. «Nunca nos quedaremos sentados mientras fuerzas extranjeras dañan arbitrariamente la soberanía de China y la estabilidad y prosperidad de Hong Kong», ha advertido.

Además, la Oficina para Asuntos de Hong Kong ha aprovechado para expresar su «profunda indignación y enérgica condena» a lo ocurrido el lunes, así como su apoyo al Ejecutivo de Lam «para que persiga a los responsables de estas acciones violentas».

Miles de hongkoneses volvieron a salir a las calles el 1 de julio, coincidiendo con el 22º aniversario de la devolución de Hong Kong a China por parte de Reino Unido, tras semanas de protesta contra una ley que permitiría la extradición al continente.

Lam, que ya suspendió el trámite parlamentario del borrador tras las protestas de junio, ha asegurado este martes que la ley de extradición «no volverá», si bien al mismo tiempo ha expresado su enfado por la violencia de los manifestantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.