Destacado

Al menos 34 muertos y cientos de desaparecidos por la rotura de una presa en Brasil

EFE

  • Un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones del gigante minero Vale y diversas viviendas.

Presa de Brumadinho.

El número de víctimas mortales tras la rotura este viernes de una presa del gigante minero Vale en Brasil ha ascendido a 34, según han informado este sábado los bomberos, que se afanan para buscar más supervivientes en medio de la lluvia.

Una de las represas de Vale, en una mina de hierro en la jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais (sudeste), se rompió el viernes y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la empresa y diversas viviendas en áreas rurales.

Un total de 84 personas no han podido regresar a sus hogares y 23 han sido ingresadas en hospitales, de acuerdo con las mismas fuentes.

Trescientos desaparecidos

Decenas de equipos trabajan a contrarreloj en la zona para rescatar a los desaparecidos, que se acercan a los 300, aunque no se sabe cuántos de ellos siguen vivos, por lo que las labores pueden prolongarse durante semanas.

Mientras tanto, familiares de los trabajadores de Vale y de personas que vivían en el área y se encuentran en paradero desconocido se concentran en un centro de emergencia de campaña para intentar conseguir información de sus allegados.

El Gobierno brasileño ha constituido un gabinete de crisis y el presidente del país, Jair Bolsonaro, sobrevoló este sábado la zona afectada en helicóptero.

En las redes sociales aseguró que su gabinete «hará todo lo que esté a su alcance» para «pedir justicia» y «prevenir nuevas tragedias» como esta o la ocurrida hace tres años en una mina de Samarco, controlada por Vale y BHP y en la que murieron diecinueve personas.

Bolsonaro confirmó que ha aceptado la ayuda ofrecida por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien enviará en las próximas horas una misión especial para colaborar en las labores de rescate.

El Gobierno de Minas Gerais ha decretado el estado de calamidad pública en Brumadinhos, localidad situada a unos 4 kilómetros del gran museo a cielo abierto de Inhotim, el cual recibe diariamente la visita de decenas de turistas de todo el mundo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.