Destacado

Valoran como positivo que empresas compitan por sostenibilidad

El vicepresidente de Ambiente del Grupo Punta Cana, Jake Kheel, valoró como positiva la competencia que se está registrando entre las empresas para mejorar en temas de sostenibilidad, y llamó a compararse con otros países de la región para seguir avanzando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

“Se está creando una competencia positiva en términos de sostenibilidad. Hay también nuevas empresas que empiezan dedicadas al tema de sostenibilidad, que venden productos para preservar el ambiente”, dijo Kheel.

Pero para temas de sostenibilidad, el director del Consejo Nacional de Competitividad, Rafael Paz, considera que debe asumirse una actitud de resiliencia, de adaptarse a las nuevas situaciones. “Obviamente, esto ocurre en un marco histórico importante y la resiliencia viene de una marco educativo, y esa precisamente ha sido nuestra deficiencia principal en los últimos 40 años”, expresó.

Paz y Kheel, junto a la embajadora de Países Bajos en República Dominicana, Annemieke Verrijp, y el presidente y CEO de IMCA, Pedro Esteva, participaron en la presentación del “Compendio de casos dominicanos en sostenibilidad” que reúne 10 experiencias sostenibles de empresas en el país, y que fue realizado por el Centro Inicia de Investigación en Sostenibilidad y Barna Management School.

Los 10 casos son los de Agua “Rebrotar” Juan Dolio, Alta Gracia Apparel, Ciudad Colonial de Santo Domingo, Fundación Falcondo, Grupo Punta Cana, IMCA y la iniciativa empresarial por la educación técnica, Industrias San Miguel, Macadamia La Loma, Miss Rizos “Impactando en la vida de otros y Parmalat Dominicana.

Esteva y Kheel coincidieron en que la sostenibilidad debe tener una contraprestación financiera, es decir, que la inversión en esta área tenga resultados monetarios para la empresa, pero eso no significa únicamente un retorno de dinero de esa inversión, sino que también puede venir en una forma en que genere una identidad distintiva como empresa sostenible.

La embajadora de los Países Bajos en el país, Annemieke Verrijp, expresó que la República Dominicana tiene todos los ingredientes para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el año 2030, pero que existen brechas, polarización, desigualdad y pérdida de fe en las instituciones, lo compite con el tejido que forman empresas, activistas, gobierno y organismos internacionales.

“No hay soluciones simples para los problemas que se presentan ahora y hay que pensar más en mediano plazo. Hay que conectar a los actores para lograr la meta común, hay que aceptar la diversidad y lograr la inclusividad. Hay datos de que las empresas diversas dejan más beneficios”, manifestó la embajadora.

Al respecto, el vicepresidente de Ambiente de Grupo Punta Cana destacó que quizás el país no llegue a tiempo en el cumplimiento de los ODS 2030, pero que hay que trascender a otras experiencias para llegar.