Destacado

Juegos para que los niños aprendan de finanzas

Entre fichas, brillantes tableros, piezas de distintos colores y divertidas reglas los juegos de mesa han sido una constante fuente de entretenimiento para varias generaciones, pero en muchas ocasiones también pueden ser una fuente de educación e información, como es el caso de algunos juegos que pueden ser considerados la herramienta ideal para enseñar a los niños sobre las complejidades del mundo de las finanzas. Seleccionamos algunos que podrán aportar grandes lecciones sobre administración financiera.

1 Monopolio. La primera opción no solo es la más obvia, también es uno de los juegos de mesa más vendidos y populares del mundo. Se trata de Monopolio, un juego en el que básicamente los jugadores tienen que crear monopolios de oferta comprando propiedades en las que pueden construir casas y hoteles, cobrar impuestos a los contrincantes que caigan en ellas y quedar en bancarrota si pierden.

 

2 Cashflow. En este popular juego, creado por Robert Kiyosaki, los participantes tratan de salir de la “pista de ratas” en el centro del tablero estableciendo objetivos financieros, pero al jugar aprenderán a identificar los activos y pasivos, los principios de inversión, contabilidad personal y técnicas de inversión mientras se divierten. Viene en tres versiones: Cashflow for kids, Cashflow 101 (versión original) y Cashflow 202 (versión avanzada).

3 Catán. También conocido como “Los colonos de Catán” este juego alemán, creado por Klaus Teuber, consiste en colonizar una isla construyendo poblados, ciudades y carreteras con los recursos que los jugadores van a acumulando a través de estrategias y trueques con sus contrincantes y esa es la clave para salir victorioso en este juego, el poder de la negociación.

4 The Game of Life. Otro clásico que cuenta con varias versiones, pero básicamente consiste en simular la trayectoria de la vida y los jugadores pueden elegir qué tipo de carrera ejercerán, con quién y cuándo se casarán, si tendrán hijos, adquirir una residencia y hasta si quieren cambiar de carrera y volver a la universidad; por lo tanto pueden surgir muchos imprevistos a lo largo del camino, pero el que llegue al final con más dinero puede salir victorioso.

5 Pánico en Wall Street. Es un juego un poco más complejo y en él pueden participar entre 3 y 11 jugadores. Consiste en cinco fases en las que se deben realizar intercambios de bienes y acciones entre empresarios (los participantes), pero hay que tirar un dado rojo para determinar quiénes serán los empresarios y cuáles los inversionistas. Los ganadores serán los que consigan más dinero al final de la partida.