Destacado

Empresas advierten irán al TSA ante medida de la Dirección de Aduanas

Empresas del sector farmacéutico solicitaron a la Dirección General de Aduanas (DGA) revisar la circular dada a conocer el mes pasado, que notifica el cobro de 18 % de ITBIS a los suplementos alimenticios o nutricionales. Además analizan la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA).

El pasado domingo, Aduanas emitió un comunicado en el que desmintió que esté aplicando el impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS) a medicamentos y vitaminas, y atribuyó esa noticia a “intereses particulares y voces malintencionadas”.

Sin embargo, una representante de una empresa que distribuye medicamentos al por mayor, que pidió reserva de su nombre, informó a Diario Libre que cuando se les notificó la circular en enero solicitaron a Aduanas que la revisara, porque creen que no queda claro cuáles medicamentos de la subpartida arancelaria que los agrupa serían los afectados y cuáles no.

“No estábamos claros de qué tipo de productos se verían afectados (…) Estamos esperando que ellos terminen de aclarar el tema”, dijo la ejecutiva.

Aduanas explica en la circular que el 18 % de ITBIS no se aplicaba a los suplementos alimenticios o nutricionales, en tabletas, cápsulas o pastillas, por una suspensión administrativa tomada en 2007, que se dejó sin efecto desde el 1 de enero de 2019. Aseguró que trabaja en la identificación de los productos para evitar cualquier medida que afecte a los consumidores.

El abogado que representa a la empresa Vitasalud, Pedro Manuel Casals, dijo que la medida es “una cosa de locos” porque los consumidores se verán forzados a pagar RD$2,360 por un producto por el que anteriormente tenían que disponer de RD$2,000 para adquirir.

“Esto lo pagará el de abajo, el pobre, el paciente que aduras penas logra recurrir a sus ingresos para sacar su medicina”, puntualizó Casals y explicó que esto va a incentivar la informalidad en el país. Asegura que si Aduanas no retrocede ante esta situación ellos van a accionar ante el Tribunal Superior Administrativo porque consideran que la medida es desproporcionada a la función del producto y consideran que es ilegal porque no está amparada en ninguna motivación, sino en una simple comunicación circular.