Destacado

Canal de Panamá cobrará a clientes por uso de agua dulce

Las autoridades del Canal de Panamá informaron el lunes que cobrarán un nuevo cargo a sus clientes navieros por el uso de agua dulce durante su tránsito en un esfuerzo por garantizar la operación en momentos de escasez de lluvias.

El administrador de la Autoridad del Canal, Ricaurte Vásquez, dijo que la inédita medida forma parte de las acciones para contrarrestar el descenso de las precipitaciones que ha afectado el nivel del lago que abastece el agua para consumo humano de la mitad de los cuatro millones de panameños y la operación marítima.

No es el primer canal en el mundo que aplica un costo por uso de agua dulce, según Vásquez. Sin embargo, se trata de una medida llamativa empujada por los efectos del cambio climático y en momentos en que el país centroamericano avanza en estudios preliminares para crear nuevas fuentes o reservorios de agua.

Además, es una decisión que podría traducirse en una reducción del tránsito por la ruta panameña de 105 años, motor de la economía de servicios del país y por donde pasa una buena porción del comercio marítimo mundial.

“No es una decisión fácil”, admitió Vásquez, aunque sostuvo que ayudará a largo plazo para “garantizar la disponibilidad de agua y la confiabilidad de la ruta”.

La sobretasa se pondrá en vigor el 15 de febrero y no tiene fecha límite. Se aplicará a todos los buques de más de 125 pies de eslora (largo) y consiste en un cargo fijo de 10.000 dólares por cada tránsito y otro cargo variable que se aplicará al peaje establecido por cruzar el canal y cuyo porcentaje dependerá del nivel que tenga en ese momento el lago Gatún, el más importante y creado artificialmente para el funcionamiento de la vía.

Unos 38 buques cruzaron por las viejas y nuevas esclusas el año pasado. Cada esclusaje o tránsito obliga al uso de millones de galones de agua dulce, de la cual buena parte se va al mar. El canal es un cruce entre los océanos Atlántico y Pacífico.

Los clientes pagan un peaje promedio de 188.000 dólares por tránsito, aunque hay naves que pueden llegar a pagar hasta un millón de dólares, según estimaciones de las autoridades.

“El nivel de sobretasa disminuye cuando el nivel del lago está en plena capacidad”, explicó el administrador, quien con la junta directiva del canal anunciarán el lunes a sus clientes las nuevas medidas.

Vásquez informó que también habrá cambios en el sistema de reservaciones de cupos que tramitan con anticipación los clientes para cruzar más expeditamente. “Panamá necesita tener mayor certeza sobre la cantidad y tipo de buques que van a transitar” duranta la escasez de lluvias, destacó la Autoridad del Canal en un comunicado.

El anuncio tiene lugar después de que las autoridades reportaron que 2019 fue el quinto año más seco de los últimos 70 como consecuencia de una reducción del 20% de las precipitaciones sobre la cuenca hidrográfica, una zona natural de ríos y quebradas que drenan los lagos.

Vásquez advirtió recientemente que el cambio climático se ha convertido en la principal amenaza para la operación del canal. De momento, según el administrador, no se ha decidido si se aplicarán nuevas restricciones de calado, como sucedió en la vía ampliada el año pasado, que registró el periodo seco más severo en décadas.

Desde octubre de 2018 el canal implementa acciones de ahorro de agua, incluyendo la suspensión de generación de energía eléctrica en el Gatún y el uso de las tinas de ahorro de agua en las nuevas esclusas, entre otras.