Destacado

Caficultores protestan frente al Palacio Nacional

Protestan frente al Palacio Nacional. Protestan frente al Palacio Nacional.

Protestan frente al Palacio Nacional.

Protestan frente al Palacio Nacional.

SANTO DOMINGO. En una manifestación pacífica efectuada en las inmediaciones del Palacio Nacional, cientos de caficultores demandaron del presidente Danilo Medina observar y devolver al Congreso Nacional el Proyecto de Ley que crearía el Instituto Dominicano del Café (INDOCAFE).

Portando decenas de pancartas y coreando diferentes consignas, los productores del grano manifestaron su repudio a la pieza legislativa por considerarla lesiva al interés de los pequeños y medianos caficultores del país.

Carlos Ramírez, secretario de la Confederación Cafetalera Dominicana, Inc. (CONCAFED), indicó que el propósito de este proyecto de ley es reformar la composición de la Junta Directiva del organismo cafetero, a fin de excluir a los representantes de los caficultores organizados y afectar los emprendimientos comerciales asociativos que tienen en marcha. Dicho proyecto fue recientemente aprobado por las cámaras legislativas y está pendiente de promulgación por el Poder Ejecutivo.

Los dirigentes de CONCAFED denunciaron que detrás de ese proyecto de ley se oculta el propósito de torpedear los diferentes proyectos comerciales que vienen desarrollando desde hace más de 15 años. Señalaron como ejemplo que si se promulga la ley se perderían las acreditaciones ISO que tiene el Estado dominicano a través del Consejo Dominicano del Café (CODOCAFE), lo que afectaría el reconocimiento internacional de los sellos de origen de las diferentes regiones del país, donde resalta el caso del Café de Valdesia que se convirtió recientemente en el único café del mundo reconocido como Denominación de Origen Protegida por la Unión Europea.

Los cafetaleros acusan al Ministro de Agricultura, Ángel Estévez, de ser el promotor del INDOCAFÉ y de mantener un conciliábulo con la empresa que monopoliza el mercado interno del café en el país, en detrimento de las cooperativas y asociaciones de pequeños y medianos caficultores.

Los dirigentes cafetaleros resaltaron que, fruto del mal manejo dado por el gobierno a la roya del cafeto, los productores del grano han tenido pérdidas que estiman en más de 23 mil millones de pesos en los últimos 5 años. Alegan que durante estos años los únicos que han sacado ventaja a costa de la profunda crisis que atraviesan las familias cafetaleras han sido el ministro de Agricultura y la industria local, obligando al gobierno a invertir enormes sumas de dinero para empezar a recuperar paulatinamente la capacidad productiva del parque cafetalero, cuando el problema se pudo haber controlado con una fracción de la inversión que hoy se hace imperativa.

Asimismo denunciaron que el ministro de Agricultura les ha querido culpar por el alto impacto que ha tenido la roya del cafeto en el país, cuando lo cierto es que toda la responsabilidad por la debacle que ha sufrido el subsector se ha debido a los oídos sordos que prestó el funcionario a la postura de la dirigencia cafetalera sobre la forma de controlar el brote de la enfermedad, que está presente en el país desde 1988.

Indicaron que fruto de las desavenencias y de la imposición autoritaria de la visión de Ángel Estévez, la producción del aromático grano se redujo a niveles inferiores a la demanda nacional del producto, lo que ha motivado la importación de 170 millones de dólares de café verde en los últimos 4 años.

Los cafetaleros señalaron que dichas importaciones, además de ir en detrimento del productor local y de hacerse a precios sensiblemente inferiores a los que cuesta la materia prima de producción nacional, no se han reflejado en una reducción de los precios al consumidor dominicano, pues el precio al detalle del café tostado en el país es más alto que el que pagan los consumidores estadounidenses, a consecuencia del monopolio existente cuyo afianzamiento han venido apoyando altos funcionarios del gobierno.

La dirigencia de CONCAFED, entidad que afilia a más de 18 mil caficultores a nivel nacional, demandó del presidente Danilo Medina el veto inmediato del Proyecto de Ley del INDOCAFE y su devolución al Congreso Nacional, al tiempo de señalar que los cafetaleros se han visto obligados a reclamar frente a la casa de gobierno, ya que tienen 4 años gestionando un encuentro con el mandatario con el propósito de que escuche la otra campana sobre el conflicto que ha enfrentado a los caficultores con el ministro de Agricultura y la industria local, motivado por intereses comerciales espurios.

En este sentido, los directivos de gremio cafetalero indicaron que se mantendrán en pie de lucha hasta que sus reclamos sean atendidos por el mandatario, de quien exigen su rápida intervención para detener lo que califican como un atentado a la libre empresa que cuenta con la complicidad de influyentes sectores del gobierno.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*